Roll The Dice – In Dust (2011)

por Manel Mourning

Roll The Dice es un dúo sueco con sede en Estocolmo. Uno de sus dos componentes es un reputado compositor de música para cine y televisión y el miembro restante no es otro que el chambelán de directos de Fever Ray, The Subliminal Kid. Con este proyecto se acercan al lado tenebroso del Krautrock y aunque sigan utilizando sus estructuras y sus métodos propios de expansión, se lanzan al oscuro mundo de la niebla y la bruma de los sintetizadores para explicar una historia devastadora, con su principio y su final.

In Dust es la historia de un asalto a la industria y a la maquinaria del sistema perpetrado por sus propios trabajadores en una época incierta, una historia perfectamente contada que nos remite a capítulos de la historia como la revolución bolchevique y donde la tensión se puede cortar como la mantequilla desde la primera canción. El disco entero tiene unas reminiscencias al drone, a la psicodelia y al krautrock innegables y, aunque muchas veces me recuerdan a mis queridos Lüger, Roll The Dice son infinitamente más oscuros y tenebrosos y usan más el eco, los teclados limpios, los zumbantes sintetizadores y, en definitiva, los sonidos industriales por antonomasia para mostrarnos las penurias de la revolución industrial, la producción en cadena y las miserias del obrero trabajador en un mundo que lo usa mientras puede. El largo camino hasta la fábrica está perfectamente retratado en Iron Bridge, donde el eco de un sonido metálico alejándose y dejando paso a los sintes en constante tensión nos anuncia que algo importante va a pasar. Badalamenti es lo primero que me viene a la cabeza. Cuando la idea de la revolución nace, en ese tortuoso e incierto camino, las guitarras kraut aparecen jugando con el drone mientras se mezclan con los osciladores. Seguimos la inevitable revolución mientras los trabajadores se unen tímidamente en Calling All Workers. Es impresionante como Idle Hands refleja a la perfección ese sentimiento de inhumanidad que puede ser la producción en cadena, con sonidos metálicos repitiéndose una y durante más de dos minutos para pasar a Maelstrom, donde todo explota por los aires. Y así, canción tras canción, atravesando la niebla, la oscuridad y la bruma de un futuro condenado, acompañamos y participamos como testigos ciegos, que no sordos, en esta revuelta de ciencia ficción.

Como es de esperar, esta mezcla de estilos nos lleva también, en más de una canción, directamente a al cine de los 80. La manera de tratar la síntesis del sonido es la misma y a veces parece que estemos delante del televisor viendo They Live o alguna otra película de Carpenter. Es cierto que en este último año alguien ha estado explotando este mundo quizás un poco más de la cuenta pero yo casi que lo agradezco ya que es algo que me encanta porque existe poca música contemporánea capaz de plasmar sentimientos tan grandes como los de este disco. ¿Qué transmiten The Black Keys o The White Stripes?

Roll The Dice – In Dust

Anuncios

5 comentarios to “Roll The Dice – In Dust (2011)”

  1. ¿Open Sputo? Vamos, no me seáis…
    ¿No hay ni un vídeo en youtube siquiera?

    Fascistas! Antidemócratas! Sectarios del Spotify.

    Besis.

  2. ¿Cuál es el problema con Spotify?

  3. Que no tengo cuenta, básicamente. Hacerme sufrir así, con lo que yo os adoro…

  4. El krautrock se está mezclando con la sensibilidad nórdica de una forma más que interesante, y cuando digo “nórdico” me refiero más al norte que Alemania, claro. Es maravilloso. Debe ser el único género revival que tiene sentido como revival, porque su propio concepto se enriquece muchísimo con las nuevas técnicas y cachivaches, amén de que la escena murió sin ser explotada al cien por cien.

    Y digo esto porque los tintes de electrónica y ambient quedan fabulosos en este disco. No en vano fueron los alemanes quienes inventaron (bueno, esta palabra es un poco fuerte, quizás “dieron forma”) la electrónica y el ambient, con Tangerine Dream, Kraftwerk, Can y demás.

    Arrrrr… Qué bien suena, joder.

  5. La cultura escandinava creo que es cercana a la japonesa en cuanto a asimilar conceptos e intentar devolverlos mejorados. Ya lo hicieron antes si tenemos en cuenta a grupos como Popol Vuh y más tarde a bandas como Anglagard.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: