Lana Del Rey – Born To Die (2012)

por Mario Cotos Franck

Sí, es un bluff, y como tal ha llegado envuelto en riguroso hype; son dos términos que acostumbran a pasear de la mano. No voy a hablaros de la chica, que poco aporta al disco. Las diserciones sobre si es lícito o no diseñar esta clase de productos al servicio de improbables estrellas las dejo en vuestras manos. ¿Es lícito? ¡Sólo tú lo sabes, ínclito oyente! Pero desengáñate, eres víctima y cliente de esto. Además, ¿qué más te da si el papá de Elizabeth Grant es millonario y creyó más original regalarle una carrera musical en lugar del proverbial poni? Resulta agotador pasar por el inevitable debate extramusical, vengo a decir. Aquí lo que importa es el producto, y éste es uno exquisito, como un huevo Fabergé, sólo que carece de interior. Lana/Elizabeth no destaca por su rango vocal, tampoco por su calidez ni su expresividad. Esto queda relativamente justificado por la propia oferta: chica pudiente y altiva susurra, canturrea y pone rostro a colección de canciones de atmósfera cinematográfica, puntuadas por ritmos bailables y moderneces varias. Te gusta, detestas que te guste. Pero todo esto lo hicieron por y para ti, no seas cínico escandalizándote. Ten compostura, aprende de Lana.

Personalmente me irrita el título del disco, que se jacta vanidoso de su puntito rebelde. Y los títulos de los temas son desvergonzadamente referenciales. Pero no de forma elegante como hacen tus grupos favoritos de post-rock. No, es algo más bien pedestre. Apela al imaginario colectivo, a ese libro y aquella película. Pero eh, se trata de una jugada coherente, apesta a cálculo y premeditación, es un disco gélido interpretado por una falsa diva que no exuda más que frigidez. La verdadera estrella aquí es la extralujosa producción, que aunque protocolaria, sorprende puntualmente con alguna estrategia ciertamente original. Lástima que se aferre como una garrapata a esa estética de trip-hop insulso y mantecoso, y qué decir de esa agresividad barracaferia estilo T.A.T.U.

Estos son discos divertidos de estudiar, como esos manuales del tipo “Conviértase en millonario en un mes”. Están aquí reunidas todas las claves de la mercadotecnia musical, todos los tics, todo el manierismo. Escuchando con atención uno casi puede oír la publicidad subliminal, a coro, con vigor ruso, instándole a comprar. Es gracioso. No te enfades, no vas a cambiar el curso de la ahora desnortada industria musical. Déjales jugar, que ya no existen estrellas natas, ni gracia (hey, Jeff) ni estilo. A mí me hace muy feliz que existan criaturas como Lana Del Rey; no puedo resistirme al perfume del cine cohesionando estéticas, ejerciendo su mágico influjo en discos débiles y pretenciosos. Sé inteligente, ríete con ello y no de ello. Ya sabemos que los labios de Lana invitan a la náusea.

Anuncios

2 comentarios to “Lana Del Rey – Born To Die (2012)”

  1. Llevaba un tiempo queriendo poner en palabras esa misma opinión sin conseguir acercarme a concretar esa extraña ambivalencia que desconcierta al público. En efecto, me gusta y me he odiado por ello. Pero entonces llega una visión como esta y parece redimir el pecado: es posible, está justificado, es menos hipócrita aceptar que caes. Y cae, porque disfrutarás. La evidencia de lo demás está ahí y es tan obvia que no hace falta comentarla. Has explicado perfectamente, entre el sí y el no y el blanco y el negro, lo que al final es importante. O por lo menos, lo que al final es verdad. Estelar la última frase. ERA NECESARIA.

    ¡Gracias!

  2. Para eso estamos, para vocalizar las inquietudes del oyente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: