The War On Drugs – Slave Ambient (2011)

por Manel Mourning

Este es el segundo disco de The War On Drugs, el primero con la nueva fomación después la descomposición casi total de la banda. Si en Wagonwheel Blues la creatividad y la forma de las canciones daba tumbos entre Adam Granduciel y Kurt Vile, con la marcha de este último, el grupo se ha sacado de la manga un disco con un sonido mucho más homogeneo. Granduciel ha recogido las riendas y se las ha hecho propias. Existen dos referencias de obligada cita para el crítico, Bruce Springsteen y Bob Dylan, a los que el grupo asalta sin pudor y los obliga a revolcarse por sonidos más etereos donde no estamos acostumbrados a verlos. Y así, tanto Robert como Bruce, se pasean por el siglo XXI entre himnos a la nostalgia que se expanden por el espacio, a lomos del Shoegaze más delicado, con un halo a Americana agitando sus cabellos. Quizás su presencia no sea tan obvia como en su primer trabajo, pero no se puede negar que asoman la cabeza desde la primera canción hasta la última. Y es que con Slave Ambient la banda ha bebido de muchas más fuentes, intentandose apartar del lo-fi y preocupandose mucho más por un sonido al que le debían algo. Un sonido que se difumina en la niebla con unas texturas maravillosas que dotan a cada una de las canciones de una policromía cambiante cual caleidoscopio sónico. Las melodias se crean a si mismas y discurren por caminos que parece que solo ellas elijan, meciendo al oyente en una cuna de bienestar, a salvo de todo, donde la perfección armónica lleva al deleite puro. Un disco así , que divaga entre sueños, colores y círculos concentricos, está condenado a no acabar jamás y empieza una y otra vez mientras nuestros ojos se van acostumbrados a la excesiva luz y sonoridad casi visual que sus melodías pueden ofrecer a nuestra imaginación.

Este disco es una maravilla cotidiana que tampoco hizo ruido excesivo pero que es una de las cosas más amables, fáciles y agradecidas del año pasado. Un disco que, personalmente, podría estar escuchando una y otra vez sin parar durante días sin que me llegase a molestar ni por un momento. Me temo que no puedo ser demasiado parcial hablando de él, aunque tampoco puedo decir porque. Qué le vamos a hacer, no soy ningún profesional.

The War On Drugs – Slave Ambient

8 comentarios to “The War On Drugs – Slave Ambient (2011)”

  1. En un par de meses lo escuchado más veces que el “Smoke Ring For My Halo” en todo el año. Lo que no significa que a Vile no le tenga el respetec más absoluto.

  2. Lo que pasa con el “Smoke RIng” es lo que dijo César, lo pones, te parece un buen disco y te gusta, pero nunca dejas que acabe. Siempre lo quitas antes.

  3. Ssstie. Me acabo de dar cuenta que llevo dos meses confundiendo el “Future Weather EP” (que se publicó unos meses antes) con este disco… Bravo, chaval.

  4. Bueno, llevo cuatro días con el LP pegado a la quijada y estoy que no quepo en mí de gozo… Menudo grupazo.

    • A mi esos culebreos vocales a lo Dylan me dieron un poco por culo al principio. Latigazos en las últimas sílabas, como si fueran alejandrinos con Parkinson, un poco también como Julio Iglesias en los noventa. ¡Una caña y un café!

  5. ¿Te puedes creer que tocaron hace una semana aquí y me los perdí? Lo mismo que con Future Islands… Hay que joderse.

  6. Jack Black no es suficiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: