Goth-Trad – New Epoch (2012)

por Álvaro Mortem

Aunque es algo que se tiende a obviar de forma sistemática, la música electrónica tiene un cierto carácter reivindicativo dentro de sí. ¿Por qué se suele obviar de una manera flagrante este carácter más revolucionario de la música electrónica? Por la ausencia de letra. Al crítico medio -por no decir, directamente, al oyente de música estándar- le parece que toda música está vaciada de contenido en tanto no hay una reivindicación literal -y con esto nos referimos a un lenguaje estrictamente verbal- de algo; si no hay una comunicación preclara no hay mensaje para la mayoría de las personas. Ahora bien, la música no es lo que se canta, pues la voz no deja de ser un instrumento más, sino lo que suena: el mensaje de la música se sostiene dentro de la música en sí misma, lejos del discurso verbal; lo que suena es lo que conlleva el mensaje. No por nada Schopenhauer afirmaría que solo a través de la música podemos alcanzar un estado catártico momentaneo a través del cual podemos vislumbrar la realidad tal y como es lejos de nuestra voluntad, como una realidad objetiva que nos permite juzgar el sentimiento de los demás. Si esto es así, entonces toda música, y quizás con especial querencia la electrónica, es la construcción de una realidad más allá de los juegos lingüísticos del hombre.

Por supuesto esta diatriba no es baladí cuando hablamos de Goth-Trad porque su nuevo disco, New Epoch, se sostiene en capacidad de la música, en este caso específicamente de la electrónica, para sintetizar una visión precisa de la realidad: éste nuevo trabajo es, precisamente, una reivindicación del sentimiento que asoló Japón después del tsunami del año pasado. Ya desde la elección de la paleta de sonidos, con una querencia especial por el dubstep -lo cual es un cambio improvisto, pero extremadamente agradable; la capacidad de Goth-Trad para amoldarse a nuevos ritmos es ya mítica- y algunos decesos arrastrados del techno, nos encontramos con que todo es un eterno retorno de lo mismo; la edificación de un sentimiento particular que se sitúa entre el odio, el desconcierto, el terror y la impotencia. Lo que articula en Man In The Maze como el desconcierto del hombre a través de un uso exquisito del sonido de un metrónomo acompañado de aliteraciones constantes del sonido es exactamente lo mismo que articularía en New Epoch desde su otro extremo, desde algo más cercano a una especie de dub chiptune, el desconcierto ante una nueva existencia, el sentimiento ante la destrucción de toda una vida.

A través de la estructura particular del dubstep parece querer construir, a través de una exploración profunda y constante, el sentimiento particular de perdida que produjo el tsunami y, al tiempo, el sentimiento universal de confusión que se da en el cambio de una época. En este sentido Departure sería la perfecta canción de tesis en cuanto insiste en articularse en una repetición constante sin cambio, siempre intentando abrirse hacia los nuevos sonidos que intentan penetrar en ella pero sin dejarse invadir por ellos; es la representación sonora de la imposibilidad de aceptar la catástrofe, el cambio absoluto de las formas existencias, de una persona ante la tragedia. Quizás canciones como Babylon literalizan en exceso el discurso, cayendo precisamente en la verbalidad exacerbada de un Max Romeo como en exceso en su quiebro del ritmo connatural del disco, pero no por ello deja de ser un disco ejemplar. ¿Qué supondría una vida sin música? Para Nietzsche sería un error, pues la vida sería imposible de comprender sin ella. Literalmente. Y eso nos lo demuestra Goth-Trad al musicalizar lo inverbalizable, al situarnos en medio de un sentimiento en sí mismo que sólo se nos ha podido mostrar desnudo a través de la empatía que nos arrebata en la música.

3 comentarios to “Goth-Trad – New Epoch (2012)”

  1. Me encanta que alguien por fin defienda que la música electrónica no está vacía de contenido.
    Por cierto, la portada es magnífica también.

    • De hecho es que no podría estar vacía de contenido aun cuando lo quisiera pues, en tanto asume ciertas formas, evoca ciertos contenidos. Quizás no de forma universal, a cada cual podrá evocarle ciertos aspectos diferentes, pero de eso trata la música, que lo que suena, no lo que se dice, evoque alguna clase de sentimiento o idea en aquel que lo escucha. Por eso ni entiendo ni entenderé que críticos de música electrónica afirmen taxativamente que el 90% de la electrónica no tiene contenido.

      Y sí, Goth-Trad mima mucho todos los aspectos estéticos, portadas incluidas.

      Gracias por tu comentario. Un saludo.

  2. Excelente disco! Canciones como Walking Together dan un etorno diferente. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: