Primordial – To The Nameless Dead (2007)

por Xabier Cortés

Hay que afrontar este disco como lo que es: una de esas pocas obras destinadas a convertirse en un clásico. Aunque casi sea mejor reconocer que se trata de uno de esos discos que ya es un clásico en el momento mismo de su lanzamiento. Cuando se trata de escribir sobre una obra del calado de este To The Nameless Dead de los irlandeses Primordial una sensación de nervios y de responsabilidad se hacen fuertes en el estómago. Efectivamente, y no dejéis que os digan lo contrario, las críticas musicales deben salir desde el interior, tienes que notar como cada frase y cada comentario deja un rastro sangriento según los vas plasmando en la maldita hoja en blanco.

To The Nameless Dead es épico, monumental, abrumador y profundamente emocional. ¿Puede un disco de metal extremo ser emocional? Rotundamente sí, aunque muy pocos son los que consiguen hollar esta inhóspita cumbre y Primordial lo consigue gracias a, entre otras muchas cosas, la increíblemente melódica voz de Alan Averill – voz que también habéis podido disfrutar en el tenebroso doom metal de los italianos Void Of Silence -. Una voz que se adhiere ella solita a tu mente y continua reverberando en tu interior horas después. Evidentemente no sólo del inmenso trabajo vocal de Alan viven estos irlandeses. Primordial a ratos aceleran; hondeando la bandera del black metal más primitivo, que no acelerado, como queriendo hacer llegar su mensaje con mayor premura, casi con ansiedad. En otras partes la calma cobrará protagonismo y aquí es precisamente donde las guitarras acústicas demuestran todo su potencial, no hay más que escuchar los primeros segundos de Heathen Tribes por ejemplo. Estas partes más sosegadas, acercándose sutilmente a los vikingos progresivos Enslaved de su espectacular trabajo Isa, nos dejan tiempo para que vayamos asimilando las letras. Unas letras venenosas, incómodas y exquisitas que nos encontraremos a lo largo de todo el disco y que no son más que una sincera ofrenda a las raíces y a los ancestros -como acertadamente se puede intuir en la canción elegida, a modo de bienvenida al disco, la magnífica Empire Falls– que torpedean la aburguesada y acomodada línea de flotación de la sociedad moderna.

Primordial es valiente y se atreve a desafiar al enemigo natural al que se enfrentan todas las bandas que deciden – maldita gente que rebosa talento y buenas ideas, están locos estos irlandeses ¿verdad? – aportar un punto de vista diferente en la cerrazón imperante en el mundillo metálico. Incluso van más allá y son capaces de impregnar sus himnos con la esencia de la arcana sabiduría de los antiguos dioses celtas sin tropezar en el cliché de la feria medieval financiada por el ayuntamiento de turno consistente en: cerveza, fiesta, puestos callejeros con productos made in China y comer con las manos. Porque otro de los sellos marca de la casa de estos irlandeses es la sinceridad. Sinceridad en cada palabra, en cada nota, en cada estribillo, en cada golpe de baqueta. No hay mejor prueba de esto que As Rome Burns que destroza sin compasión, como tiene que ser, todo aquello en lo que crees en tan sólo nueve minutos y dieciséis segundos. Casi nada.

Puedes llamarlo folk metal, celtic metal, celtic black metal o heathen black metal pero sólo estarás dañándote las uñas rascando la superficie de todo lo que supone Primordial para la escena del metal extremo. Porque Primordial es eso precisamente, METAL EXTREMO, con mayúsculas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: