Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand – The story about the digging of the hole and the hearing of the sound of hell (2011)

por Xabier Cortés

No sería correcto hablar de épocas cuando nos referimos al sonido de los austríacos Der Blutharsch -ahora rebautizados como Der Blutharsch And The Infinite Church Of The Leading Hand– porque no se trata de simples fases, son directamente ramalazos. Ramalazos que podrían llevarnos a pensar en que la trayectoria de Der Blutharsch peca de poco consistente pero no, Albin Julius es demasiado inteligente y buen compositor para caer en esa trampa. Lo que comenzó como un pasatiempo en forma de estricto folk pasado por el tamiz marcial más tradicionalista del bueno de Albin, por aquella época volcaba su buen hacer en el proyecto medieval/marcial The Moon Lay Hidden Beneath A Cloud, ha terminado dando un rock lisérgico y ácido del que todavía emana esa esencia nostálgica y militarista propia del neofolk y de la música marcial. Esencia que ha caracterizado al bueno de Albin durante todos estos años, no sin tener que enfrentarse a absurdas polémicas sobre la alineación política de su proyecto por la utilización de una simbología y estética concretas.

Cuando un proyecto de la relevancia de Der Blutharsch evoluciona de la forma en la que lo ha venido haciendo desde el lanzamiento de When Did Wonderland End? -en 2005- se presta a servir de diana para aquella caterva de personajes que, armados con su pluma mediática, malgastan su tiempo en proclamar el fin de lo Auténtico, la traición a los orígenes de la “escena” -entended este “escena” del modo más despectivo que podáis imaginar- y demás sandeces. ¿Por qué cuesta tanto asimilar la evolución? ¿Acaso Der Blutharsch ha dejado de lado los elementos propios a los que nos tenía acostumbrados? Au contraire, todos los elementos que se le presuponen a Albin Julius están ahí; encontrarás la esencia folk en las partes acústicas del corte que abre esta viaje o en las monótonas voces de A Harcsakirály Szelencéje, hallarás la dosis de industrial necesaria en el loop constante, sucio y tenebroso de la perfecta y simbólica Reincarnation – tan tenebrosa y lúgubre que nos podría llevar a pensar en un homenaje encubierto al Invocation de Boyd Rice– y, por supuesto, el eterno aura marcial impregna este disco gracias a unas percusiones brillantes y elaboradas. Ahora os preguntaréis qué códigos se han añadido al sonido Der Blutharsch para disparar las alarmas de la caverna, bien, podrían resumirse en dos partes: psicodelia en forma de guitarras pesadas e hipnóticas como en Fever Dreams, con un aroma ligeramente à la Five Dimensional Nightmare de Acid Mothers Temple & The Melting Paraiso U.F.O. y una pequeña rebaja en el tono oscuro predominante haciéndolo más “neutral”, como sucede durante buena parte de la excelente Acid Blaze en la que los punteos de guitarra doblados ayudan a desdramatizar, aunque sólo sea un poco, el espíritu general del disco.

Pero esta obra guarda alguna que otra sorpresa más: por primera vez en toda la larga historia de Der Blutharsch el disco no es una colección de canciones nombradas con el aséptico Untitled. Por alguna razón Albin ha decidido romper también con esta tradición, que no era casual ya que según sus propias palabras al no imponer un nombre a cada canción evitaba que el oyente se hiciera una idea equivocada de la misma. Es decir, y siempre según el razonamiento de Albin, era una manera de evitar los prejuicios en el momento de afrontar las pequeñas piezas musicales de Albin y sus huestes. Todo esto podría parecer anecdótico pero nada más lejos de la realidad, tanto esta pequeña ruptura con la nominalización de las canciones como la adaptación de un nuevo nombre para el proyecto nos pone sobre la pista de que algo grande está pasando: somos unos nuevos y fortalecidos, más si cabe, Der Blutharsch. Supéralo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: