Hugo Gernsback, el iluminado.

por Manel Mourning

Hugo Gernsback, editor de la mítica revista Science and Invention y pionero de la Scifi más loca, inventó este cacharro adorable y nihilista. “El Aislador” está diseñado para ayudar a enfocar la mente a leer o escribir, no sólo por la eliminación de todo el ruido exterior, sino también al permitir que una sola línea de texto sea vista a la vez a través de una hendidura horizontal. Se diseñó en 1925 y funcionaba con una escafandra que cubría la cabeza aislando de cualquier sonido ajeno y permitiendo focalizar la atención centrando la concentración.

Gernsback también fue el padre de dos instrumentos musicales dignos de ser tocados por los nietos de Einsturzende Neubauten. El Staccatone, padre de los sintetizadores modernos, era un instrumento musical electrónico polifónico creado en 1923 que se basaba en las válvulas de vacío, el elemento que catapultó el desarrollo de la electrónica moderna dando lugar a la explosión de la televisión, la radio, el radar o las redes telefónicas, combinadas con osciladores que dejaban salir por su altavoz algo parecido a lo que actualmente conocemos como fuzz. El Pianorad, otro instrumento electrónico, estaba basado en su hermano pequeño Staccatone, pero añadía a las válvulas unos 25 osciladores y un cuerpo para todo el conjunto, con una trompeta o bocina que emitía el sonido, que asemejaba el instrumento a un Harmonium. Una versión más grande y sin teclado fue planeada y diseñada pero nunca llegó a producirse. El primer Pianorad fue visto en la demostración oficial el 12 de junio de 1926 en la estación de radio en Nueva York WRNY, tocado por Ralph Christman. Durante muchísimo tiempo acompañó conciertos de piano y violín.

Según propias palabras de Gernsback “Las notas musicales producidos por los tubos de vacío de esta manera prácticamente no tienen armónicos. La causa es la exquisita pureza del sonido producido por el Pianorad. La calidad es mejor que la de una flauta aunque mucho más pura. No obstante, el sonido se asemeja al de cualquier instrumento musical conocido. Los resultados son muy precisos y definidos, y el Pianorad se puede distinguir fácilmente por su propio y particular sonido de otros instrumentos musicales existentes”.

Estas imágenes del Isolator son del número de julio de Science and Invention de 1925 y aqui pueden ver las portadas de dicha revista de los números de 1920 a 1925.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: