Dernière Volonté – Mon Meilleur Ennemi (2012)

por Xabier Cortés

Tratar de asimilar la evolución que ha experimentado Dernière Volonté desde sus primeros trabajos hasta el lanzamiento de este Mon Meilleur Ennemi requiere de un esfuerzo importante por nuestra parte. Poco tiene que ver con el oscuro y enrevesado marcial industrial -impregnado, eso sí, de melodías pop en los que ya podíamos entrever las aguas por las que podría llegar a navegar- de sus primeros lanzamientos, el siete pulgadas En Avant! y el doble cassete Obeir Et Mourir. Mon Meilleur Ennemi abraza con enorme vitalidad y ningún pudor el sonido pop militarista que empezó a explotar tímidamente en Les Blessures De L’Ombre.

Si ya en el anterior referencia, Immortel de 2010, comenzaba a liberarse de las cadenas que le ataban a la escena marcial-industrial más ortodoxa, en este último trabajo por fin consigue deshacerse de ellas completamente y dar rienda suelta a todo el frenesí synthpop industrializado, aunque siga ahí la influencia del marcial industrial más tradicional con aroma a I-C-K -las colaboraciones entre Dernière Volonté y Soldat Arnaud han sido numerosas y siempre interesantes, como la genial Wake Up! perteneciente a Le Feu Sacre-, pero de una forma más compleja y sutil, consiguiendo un resultado homogéneo, contundente y extremadamente melódico que muy probablemente encienda las iras de ese sector reaccionario que no concibe la evolución como algo positivo. Porque, al igual que Albin Julius y Der Blutharsch, Geoffroy D ha tenido que lidiar con cierto sector intransigente al que le parecía un auténtico ultraje y una traición al “genuino” espíritu marcial-industrial que estaban tomando los inexplorados caminos por los que empezaba a navegar este proyecto galo. Estamos hablando no sólo de una evolución, sino de alcanzar esa meta que estaba marcada en rojo en el Plan Maestro que Geoffroy D tenía preparado para Dernière Volonté.

Desde los primeros segundos de Exhibition, corte que abre el álbum, y a lo largo del resto de canciones que componen este nuevo bofetón del francés, percibimos esta libertad de Geoffroy D. Notamos inmediatamente que los complejos han quedado atrás y por fin podemos apreciar en su más glorioso esplendor lo que realmente es, y siempre ha querido ser, Dernière Volonté al mismo tiempo que comprobamos la magnitud de todo un género: el military pop. Quizás uno de los temas que mejor refleja esta recién estrenada libertad sea J’oublies que tu existes, una canción que comienza de una forma tímida para enseguida dar paso a los sintetizadores y las percusiones marca de la casa. Cierto es que sería injusto destacar sólo esta canción sobre el resto ya que según nos vamos avanzando en esta introspección de Geoffroy D -con letras propias y de los poetas simbolistas franceses Theóphile Gautier y Paul Verlaine entre otros- podemos sentir cómo las diferentes partes de las canciones se comunican entre sí, cómo sutilmente se van enlazando las piezas de este Mon Meilleur Ennemi hasta formar un todo indisoluble. Y por supuesto ahí están, siempre presentes, las percusiones -complejas y llenas de matices- que nos recuerdan el largo camino que ha tenido que recorrer para alcanzar su particular sonido.

Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que este último lanzamiento de Geoffroy D. supone todo un tour de force al sonido de Dernière Volonté y que sitúa su proa en un más que interesante rumbo que seguro nos ofrecerá buenísimos momentos en el futuro. Larga vida a Dernière Volonté.

Dernière Volonté – Mon Meilleur Ennemi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: