Lifelover – Sjukdom (2011)

por Xabier Cortés

Es innegable el inmenso poder de atracción que ejerce sobre ciertos elementos de nuestra sociedad -jóvenes sobre todo- las diferentes formas de autodestrucción que tiene a su disposición el ser humano. La admiración por lo prohibido y peligroso, el tabú de la muerte, los límites del dolor y el miedo a lo desconocido suponen un poderoso imán para una juventud que ha -hemos- perdido los tradicionales ritos de paso a la edad adulta y busca en estas manifestaciones -con más o menos acierto- alcanzar el punto de madurez necesario para seguir afrontando el resto de su existencia con garantías. La música no es ajena a este fenómeno y son innumerables las bandas que explotan este nicho. Cierto es que un gran parte de esas bandas caen en el ridículo más absoluto y hacen uso de todos estos elementos como un instrumento más de marketing en lugar de convertirlo en una fuente de inspiración más. Pero existe un pequeño reducto de bandas que, cargados con la bandera de la honestidad y alejados de efectistas movimientos marketingianos, portan esta desesperada llama y extienden su mensaje. Lifelover es -y siempre será- uno de sus más valiosos paladines.

Lifelover siempre se ha mantenido enfrentado al black metal o, por lo menos, a una distancia prudencial del mismo. Desde el lanzamiento de Pulver en 2006 ha recogido los elementos propios del black metal, los ha tamizado, regurgitado, ha añadido nuevos aromas y vomita el resultado apoyando la cabeza en unos más que bien asentados y soberbios cimientos autodestructivos ayudándose siempre de la enigmática -y desesperada- voz de Kim Carlsson. Lifelover han navegado a la vanguardia del denominado suicide black metal, enésimo paraguas diseñado por expertos y sesudos cronistas para definir lo que no deja de ser una forma de black metal cimentada no en la velocidad antiaérea y las letras impías sino en los medios tiempos y unas letras que evocan la desesperanza y la pérdida total de humanidad. Vanguardia y trono compartido con los teutones Bethlehem que ya empezaran a sentar las bases de este sonido con su brillante Mein Weg y que tienen mucha culpa del sonido de Lifelover.

Desde el primer minuto de este Sjukdom puedes sentir como los oscuros nubarrones se van cerrando sobre ti, como la luz se va atenuando a merced de estos escandinavos, notarás como las paredes de tu habitación se van encogiendo. De nada servirá cerrar los ojos, Lifelover se instala dentro de ti, te posee y toma el control de tu ser hasta convertirte en una marioneta. ¿No te lo crees? Deja que Expandera, quizás el corte que mejor condensa -junto con Nedvaknande– la brutal idiosincrasia de este Sjukdom, tome el control. Permite que sus lánguidas guitarras, su melancólico piano y la narcótica voz de Carlsson se adueñen de ti durante los casi cuatro minutos que dura la canción. ¿Necesitas más? prueba con Bitterljuv Kakofoni y siente como te ahoga y sirve de tenso y agobiante descanso mientras Becksvart Frustration se prepara en la recámara trayéndonos de vuelta a los Lifelover más agresivos.

No nos dejemos engañar por las fotografías que artificialmente visten a Lifelover, tampoco deberemos juzgar la música de estos suecos basándonos únicamente en la edición limitada de Sjukdom; una pueril oda a todos los clichés “autodestructivos” que quiero creer que se trata de una estudiada maniobra mercantilista por parte de la discográfica y no ha sido ideada por la propia banda. Aspecto este último que no deja de ser extraño ya que una discográfica seria como Prophecy Productions caiga en estos guiños promocionales más propios de ciertos sellos nucleares alemanes de cuyo nombre no quiero -ni pienso- acordarme. ¿Hasta dónde podrían haber llegado Lifelover? Eso es algo que nunca sabremos, la muerte de su alma mater B nos despojó de la posibilidad de seguir disfrutando/agonizando con la magia de estos suecos. Disfrutemos de su legado.

Lifelover – Sjukdom (2011)

Anuncios

One Comment to “Lifelover – Sjukdom (2011)”

  1. Es muy agradable que alguien higa creado una reseña sobre Lifelover verdaderamente ejemplar, Un incordial saludo y una gran felicitación de un seguidor muy intimo de este gran grupo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: