Plug – Back On Time (2012)

por Álvaro Mortem

Si existe hoy alguien haciendo rico el mundo de corte más experimental y jungle un sitio prodigioso, esos son Ninja Tune. El sello vivió sus mejores años en los últimos 90’s, época de Drum&Bass y un ya más experimental pero aun accesible Aphex Twin que le proveyeron de un éxito apabullante que aun arrastran hasta hoy; los 90’s, una época más sencilla, fue el paraíso de la electrónica de vanguardia. Ahora bien, las modas son cíclicas y cada veinte o treinta años aproximadamente podemos asistir a la resurrección de los sonidos de tiempos pasados, por eso quizás Ninja Tune hayan apostado fuerte al decidirse por el rescate de las clásicas composiciones que el enorme Luke Vibert realizara entre el 95 y el 98 en un delicioso recopilatorio de nombre ideal para semejante ejercicio de nostalgia: Back On Time.

¿Qué hay de nuevo en éste trabajo que no nos aportara ese clásico atemporal, que sin embargo casi fue más una promesa que una apuesta en firme, que fue Drum ‘n’ Bass For Papa? Pues precisamente algo más refinado de la propuesta original: un disco ya no pensado para que tu padre entienda por qué te pasas diez horas en un sótano húmedo bailando D&B, sino para que recuerdes por qué lo hacías tú mismo en aquella época. Ahora que veinte años después el Papa de esa obra magna ha pasado de ser una referencia casi irónica a ser el destinatario primero del disco, todo el valor del disco recae en volver atrás en el tiempo precisamente para demostrar como Plug evoluciono de forma subrepticia hacia aquello que nos prometieron: un D&B sencillo, sin complejos ni grandes aspavientos. Todo lo que el contiene, desde sus bajos pesados y sus baterías sincopadas, nos resulta tan tremendamente familiar como entrañable en su presunción nostálgica de aquellos tiempos donde la electrónica aun no había derivado hacia cientos de requiebros extraños, casi todos dirigidos hacia una oscuridad profunda en sus presunciones.

Los hijos de los 00’s del jungle, entre los cuales me incluyo, no encontrarán aquí los fluidos trazos del liquid funk ni mucho menos lo brutales ritmos rotos propios del darkstep, pero sin embargo sí encontrarán una pequeña pieza de nostalgia asincrónica que disfrutarán de forma más notoria aquellos que vivieron la época. Plug no evolucionaron tan apenas para su época, cosa que sólo podemos ver desde la perspectiva que nos da el tiempo, pero sí que es cierto que consiguieron reducir las premisas del género hasta tal punto que consiguieron hacer tolerable y reconocible su sonido hasta a sus más contrariados escépticos. Pero ya no estamos en los 90’s y el segundo disco de Plug ha salido en mitad de los 10’s, lo cual conlleva que quizás el disco más que Back On Time debería haberse llamado Drum ‘n’ Bass For Little Brother; el objetivo último de éste disco, aparte del ex-ravero con avanzada alopecia por los peinados imposibles de la época y ya más cerca de los cuarenta que de los treinta, es precisamente esa generación que nunca ha conocido el D&B en sus gormas más puras, pero sin embargo hoy comienza a escucharlo en su incipiente revival. Quizás ese esa el único propósito para que salga ahora un nuevo disco de Plug, para ser el catalizador de la explosión final de la vuelta de un género que nunca ha querido irse completamente de nuestros reproductores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: