Across The Rubicon – Elegy (2007)

por Xabier Cortés

En la Antigua Roma el río Rubicón marcaba la frontera entre el territorio de Roma y la Galia Cisalpina, región de Galia que comprendía una franja desde Liguria -en la parte más  oriental de la península Itálica- hasta los Pirineos. Para que Roma se protegiera de las agresiones externas a su celosamente guardado territorio interno, ningún general romano acompañado de su ejército tenía el derecho a cruzar el río Rubicón ya que se consideraba una agresión al pueblo romano y como tal era debidamente castigada. El Rubicón encontró su pequeño lugar en la historia al convertirse su cruce en el detonante o casus belli de la Segunda Guerra Civil Romana en el 49 a.C. cuando Julio César -por aquel entonces gobernador de esa región al sureste de las Galias- decidió llevar su enfrentamiento con Pompeyo hasta sus últimas consecuencias y en dónde hizo suya la célebre frase Alea iacta est. Y ese es precisamente el espíritu que se parapeta tras los polacos Across The Rubicon y su debut Elegy.

Across The Rubicon te sumerge en esos tiempos pretéritos, te hace caminar sobre unas verdes colinas sintiendo el corazón en un puño esperando encontrarte con el feroz enemigo en el horizonte, te hace sentir el peso del pilum y del scutum en tus manos mientras el sudor baña tu frente precariamente protegida por el casco. El olor de la batalla inminente se adueña del ambiente mientras el Sol deslumbra la vista como si pudiera vaticinar el resultado de la inminente batalla.

El sonido de este Elegy es esto y mucho más, es un rendez vous perfectamente orquestado de los principales códigos del sonido marcial industrial más bombástico y heroico, amén de una perfecta mezcla del sonido de los tres grandes proyectos que se encuentran tras este proyecto, recordemos que Robert Marciniak, en representación de Rukkanor; Marcin Bachtiak, de Cold Fusion y Radoslaw Kaminski de Ad Intra son las tres cabezas tras este quién es quién de la escena marcial industrial polaca. Diez asaltos en los que se condensa la majestuosidad de los coros del Grace Of God de Puissance, con el trasfondo histórico que podemos encontrar en Carbon Figures de Predella Avant y la intensidad reverberante de Toroidh aderezado todo esto con esa inquietante atmósfera que ya consiguiera el Return Of The King de In Slaughter Natives, es más, el sexto cortede contundente título, Strength and Honour– tiene un maravilloso aroma al You Are The Dead del maestro sueco del marcial industrial. Una vez cruzamos la línea imaginaria que marca Strength And Honour una sensación de ansiedad tiñe las canciones, la música se torna más angustiosa, como si esa batalla que estamos librando estuviera llevándonos a un final oscuro y alejado de nuestro objetivo, por momentos las percusiones se tornan frenéticas, nerviosas, como sucede en The Culture War que, aunque sigue manteniendo la esencia de ese marcial industrial épico à la Arditi, deja un sabor que hará que nos invada la angustia de los primeros trabajos de Geoffroy D, más por esa sensación de decadencia que por elementos comunes en el sonido eso sí.

Across The Rubicon consiguen gracias a las percusiones certeras, los arrebatos neoclásicos y las samples perfectamente engranados dentro de toda esta maquinaria de guerra perfectamente engrasada que es este Elegy, un resultado brillante y al alcance de pocos grupos. Ya sólo nos queda dar el último paso. Crucemos el Rubicón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: