Feindflug – Volk und Armee (2005)

por Xabier Cortés

Cuando un proyecto musical adquiere para sí unos códigos estéticos concretos, en el caso que nos ocupa la estética totalitaria propia de la Wehrmacht en la Segunda Guerra Mundial, nos encontramos ante un interesante dilema: ¿se trata de una simple provocación, tal vez se trate de una manifestación de simpatía y devoción por esa ideología o nos encontramos ante un retorcido ejercicio de crítica extrema para situarse en un punto diametralmente opuesto al que de un primer vistazo podemos percibir? Bien, dejando de lado las dos primeras soluciones para nuestro interrogante, vamos a centrarnos en la última y más interesante opción.

Como muy acertadamente afirmara el ínclito -sin recochineo- filósofo esloveno Slavoj Žižek – afirmaciones a propósito de la utilización de esta estética militarista por parte de los también eslovenos Laibach– el uso de ésta desde luego que no se trataba de una improvisación por parte del grupo. Al adoptar esta simbología, Laibach estaba exteriorizando su demoledora crítica a esos mismos símbolos para llegar a cumplir su misión, misión que no es otra que hacer que todo el Mal pierda su valor. Y es en este punto en donde encontramos puntos en común con Feindflug. Feindflug siempre ha hecho uso no sólo de la estética del Tercer Reich sino que también ha asimilado como propios muchos más elementos inherentes a la idiosincrasia nazi a través de la utilización de samples de la época -con discursos de los diferentes miembros de la élite nazi- sustituyendo a las voces en sus composiciones. ¿Por qué? la estrategia de DJ Banane y Felix no es alinearse a favor de este movimiento, al contrario, Feindflug no hace más que lanzar una ácida, demoledora y sostenida crítica a esta frenética espiral militarista en el que se encuentra sumergida la humanidad y que se ha acelerado desde mediados del siglo pasado y personaliza este Mal en esa simbología y en esos elementos concretos.

Para arropar a este concepto y a esta misión Feindflug en este tercer trabajo de su larga trayectoria -sin contar reediciones y EP’s– adopta la forma de un carro blindado que devora el terreno con el cañón apuntando directamente a nuestras cabezas. Un tanque cuyo chasis y orugas están formados por un rotundo y sólido EBM de la vieja escuela y que cuenta con un grueso blindaje en forma de industrial rítmico y contundente. Las melodías, dramáticas y oscuras, nos arrojan directamente a una embarrada e insalubre trinchera y nos planta un Ak-47 -nombre también de los siete minutos más intensos de este Volk und Armee– en las manos que se demuestra insuficiente para afrontar toda esa avalancha de demoledor industrial que se nos viene encima según van corriendo los minutos y vamos profundizando en este Pueblo y Ejército. Momentos frenéticos al más puro estilo blitzkrieg como Sperrfeuer que parece directamente sacado de la cara B no editada de su Hirnschlacht por lo primitivo y crudo de su sonido. Otros momentos, los menos, se tornan más pausados pero igualmente dramáticos, como ese oscuro interludio llamado Leere Graeben -zanjas vacías- de algo menos de dos minutos de duración pero con una importancia vital en todo el conjunto del disco.

Feindflug volverá a ser el centro de la polémica; la turba del pataleo, las hordas que quedan hipnotizadas por el brillo de los uniformes sin querer -ni poder- profundizar y llegar a comprender el verdadero significado de todos estos elementos en la música y estética de Feindflug desempolvará las antorchas y se preparará para un nuevo linchamiento. Nada a lo que Feindflug, y otros muchos antes, no se haya enfrentado antes. Larga vida a Feindflug.

Feindflug – Volk und Armee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: