Karjalan Sissit – Fucking Whore Society (2009)

por Xabier Cortés

Las pequeñas y cotidianas miserias de cada individuo. Miserias que llevan al alcoholismo menos lúdico y más decadente, a la violencia, a la drogadicción y que son pruebas inequívocas de la espiral de autodestrucción que viene enfilando esta artificial perfección a lo largo de los últimos años. Todos estos elementos se convierten en tabúes; son ese familiar enfermo que se oculta a las visitas condenándolo a la soledad de su cuarto y alejado de las visitas inquisidoras de los buitres habituales. La vergüenza y la miseria se dan un festín con nuestras entrañas mientras unas resplandecientes y falsas sonrisas adornan todas las caras del pequeño grupúsculo hipócrita al que pertenecemos. La verdadera esencia de cada uno la conforman esas miserias que afloran cada noche iluminadas por la soledad y la más absoluta oscuridad. Y es aquí, en este mismo punto de desesperación, en donde Karjalan Sissit se hace fuerte.

Para comprender este Fucking Whore Society es necesario que nos alejemos de los clichés que invaden -y, en demasiados casos, infectan- la escena marcial industrial. Aquí no encontraremos interminables odas al honor, tampoco harán acto de presencia esas composiciones nostálgicas de un pasado glorioso e imperial que narran batallas y hazañas del héroe de turno. No. Karjalan Sissit quiere ir más allá. Los pilares de Fucking Whore Society se clavan en la más velada y vergonzosa penuria de cada uno de los individuos que conformamos la sociedad moderna. Se atrinchera en la esperanza perdida, en la decadencia materializada en esos callejones oscuros, húmedos y sucios lejos de las glamourosas avenidas y zonas verdes, la antítesis de esos barrios chic y trendy de nuestras megaurbes. Karjalan Sissit excava en los secretos más infectos de una sociedad perfecta y los hace brotar a la superficie con su más contundente y desenfrenada ira trasladando el descontento y la rebelión -desde su particular y nihilista visión, claro- propia del black metal a ese sonido espeso, lúgubre y contundente que inunda cada poro de este álbum.

Todos y cada uno de los elementos que aparecen en este disco tienen como misión completar la retorcida visión que Markus tiene del mundo actual: esos ritmos mecánicos y reverberantes -haciendo referencia a la sociedad industrializada- que ilustran el monótono recorrido hacia la Fábrica como sucede en Har Du Horat Runt På Campingen?, la cuota de desesperación que proporcionan las siempre inquietantes resonancias sucias y oxidadas -con el inevitable aroma MZ.412-, sintonías convertidas en vendavales de la mano del especial cuidado con el que Markus trata los épicos sonidos orquestales á la Triarii o In Slaughter Natives. Pesonen ha conseguido un sincero y honesto equilibrio entre los códigos más estrictos de la música industrial, los delirios sobrecogedores y malignos propios del dark ambient más impío, el espíritu nihilista del black metal, la marcialidad mecánica y las quirúrgicas incisiones orquestales que lo sitúan en la vanguardia de un movimiento -el marcial industrial- que empezaba a desgastarse y perderse en infinitas obras calcadas en temática, contexto y resultado.

Fucking Whore Society es un manifiesto, es la obra más oscura y retorcida de este proyecto sueco pero también es la evolución lógica en la carrera de los mismos. Misereré asentó los cimientos y poco a poco han ido alcanzando el nivel de excelencia que desde un primer momento se podía deducir de un proyecto como Karjalan Sissit.

Karjalan Sissit – Fucking Whore Society (2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: