Archive for agosto, 2012

agosto 30, 2012

Rasthof Dachau – Prison Poems (2006)

por Xabier Cortés

Ya hemos comentado en esta santa casa que uno de los principales objetivos de la música es, o por lo menos debería ser, crear una colección de imágenes mentales en el oyente en el que se produzca un encuentro bis a bis entre el artista y el propio receptor del mensaje. Otro de los destinos que tendría que alcanzar la música para considerarse como tal -y no un pastiche a la deriva de mercados y fastfood cultural- entraría en el ámbito de las sensaciones, es decir, deberíamos poder responder afirmativamente a la siguiente cuestión «¿Ha sido capaz el artista responsable de la obra de crear un lugar común en el que las sensaciones que éste quería transmitir y las que percibe el receptor están al mismo nivel y son equivalentes?» Por supuesto, conseguir esto solamente está al alcance de esos pocos elegidos, ese abanico de artistas obsesionados en conseguir transmitir aquello que les hace vivir o les tortura por dentro. Solamente aquellos que tengan algo que contar y, sobre todo, sepan cómo contarlo serán los que logren alcanzar estas dos metas indispensables para considerarse arte. Y Rasthof Dachau lo consigue nada más empezar a sonar los primeros segundos de este Prison Poems.

read more »

agosto 29, 2012

The XX – Coexist (2012)

por Álvaro Mortem

El problema consustancial a hacer un primer trabajo que no es sólo éxito de crítica y público, sino que aun encima consigue definir un nuevo paradigma de que supone hacer música en tanto escapa todo género concebible es que las expectativas puestas en un segundo trabajo sobrepasaran cualquier límite razonable que podamos sustraer de éste. Si además hablamos en éste caso de un grupo como The XX, que han sido capaces de forzar la maquinaria del solipsismo para poder entregarnos un estilo que podríamos definir como post-punk/trance sin querer flagelarnos brutalmente por la boutade, entonces podríamos desear incluso que no se atrevan con la blasfémica posibilidad de destruir la impresión perfecta que dejó un primer trabajo extremadamente lúcido más allá de cualquier sentido razonable; ¿cómo enfrentarnos con un segundo trabajo de un grupo que en el primero ya creó y explotó hasta sus límites últimos el género en el que se circunscribe? El nombre del disco nos lo dice, a través de la coexistencia.

read more »

agosto 28, 2012

Marduk – Serpent Sermon (2012)

por Xabier Cortés

¿Es posible llevar más de veinte años siendo uno de los referentes indiscutibles de un movimiento -tan dado a la glorificación y posterior condena al inframundo- como es el black metal? ¿Se puede continuar siendo una fuente inagotable de honestidad y saber hacer tras estar asentado firmemente durante años en una escena cada vez más dada a los copia-pega más vergonzosos y poco dignos? ¿Hay alguna manera humana -o quizás inhumana en este caso concreto- de mantener una trayectoria envidiable sin grandes altibajos y seguir siendo influencia para todo un abanico de bandas de black metal y metal extremo en general? La respuesta a todos estos interrogantes tiene un nombre, un nombre tomado de la antigua deidad defensora de Babilonia: Marduk.

read more »

agosto 27, 2012

Colour of Fire – Pearl Necklace (2004)

por Álvaro Mortem

¿Cuando fue el momento exacto en el que la juventud dejaron de ver sus futuros como eminentes estrellas del rock, lánguidas figuras de fuerza arrolladora que arrasan con todo a su paso, para convertir su deseo primordial en el de ser un imbécil con gafas desproporcionadas para su propio rostro experto en nada pero con rimbombantes nombres pseudo-profesionales? En un mundo donde las aspiraciones de estrella del rock han muerto, donde la última, Dave Grohl, sobrevive con el furor extático que supone su mismidad, la única posibilidad de encontrar ese genuino sentimiento de experimentación y ansias de pegar una sonora bofetada en la cara de la corrección social sólo se encuentra en la música en un pasado que parece imposible que retorne hacia nuestro tiempo. El diseñador gráfico mato a la estrella del rock.

read more »

agosto 23, 2012

Negură Bunget – n’crugu bradului (2002)

por Xabier Cortés

Negură Bunget nos obliga a sustituir el asfalto bajo nuestros pies por una alfombra de hierba levemente humedecida por la condensación del amanecer. Quiere que cambiemos los aromas artificiales y nocivos de la Metrópolis por la pureza, la sencillez y la contundencia de los olores del bosque primigenio. Quiere que nos olvidemos de los falsos paraísos urbanos y de esas «experiencias naturales» envueltas en celofán y con certificados de calidad adquiridas en un centro comercial con dinero de plástico. Negură Bunget quiere que recordemos nuestras raíces más profundas y que conectemos con nuestro Yo primitivo -ese que ha sido silenciado por la ridícula e impuesta tradición cristiana- dejándonos llevar por los impulsos arcanos y recuperando los antiguos mantras para que toda esta sustancia venenosa que cubre nuestra piel desaparezca y podamos recuperar nuestra verdadera esencia. Negură Bunget nos muestra cómo hacerlo en este homenaje a las cuatro estaciones y al alma de la Naturaleza.

read more »

agosto 22, 2012

Boris with Michio Kurihara – Rainbow (2006)

por Álvaro Mortem

En un ámbito tan personal como el de la estética, donde todo se contamina de una forma asombrosa, la inclusión de elementos exógenos en la creación musical puede producir efectos indeseables en el resultado final de cualquier obra. Esta adición dentro de la lógica normalizada de un evento artístico podríamos entenderla, además, en dos ámbitos bien diferenciados: la inclusión de un objeto agente (un músico, un instrumento) o la inclusión de un objeto paciente (un género). Pero cuando la contaminación de un estilo original se produce por la inclusión tanto de nuevos objetos agentes como pacientes, produciendo un caldo de cultivo patógeno perfecto para la contaminación irreversible, entonces podemos tener claro que más vale que tenga muy claro el artista devenido en científico metáfora mediante que es lo que pretende conseguir como resultado de su experimento. Pero si hablamos de Boris, es obvio que el resultado sólo ha podido ser positivo.

read more »

agosto 21, 2012

Brighter Death Now – May All Be Dead (1999)

por Xabier Cortés

Cuando hablamos de un proyecto de la magnitud y calado de Brighter Death Now estamos hablando no sólo de uno de los estandartes más importantes de la escena oscura mundial -y no me estoy limitando solamente al ámbito de la electrónica extrema y ruidista-, no. Cuando hablamos de Brighter Death Now estamos tratando directamente  del corazón de la discográfica Cold Meat Industry, con todo lo que esto supone. El sello sueco ha dado -y afortunadamente sigue dando- cobertura a los más importantes y trascendentales proyectos musicales de la escena oscura ¿hace falta una lista? Atrium Carceri, Ordo Rosarius Equilibrio, MZ.412, In Slaughter Natives un largo etcétera  y, por supuesto, nos sirve en bandeja los desvarios ruidistas de su fundador e imperturbable timonel Roger Karmanik, el personaje tras Brighter Death Now.

read more »

agosto 20, 2012

Merzbow / Marhaug – Mer Mar (2012)

por Álvaro Mortem

Hasta llegado el siglo XX la consideración de que es música se basaba bajo la premisa esencial del ritmo, la sonoridad y lo agradable que era al oído; la música como forma mlódica es el único paradigma posible para considerar un sonido como arte: sólo lo bello es digno de ser escuchado. A pesar de que el logro de conseguir escapar de las ideas post-kantianas al respecto del valor de la fealdad o lo grotesco como arte sea esgrimido para articular la belleza singular de la música sobre el resto de formas artísticas, contaminados por la necesidad de la fealdad y la cacofonía dentro de sus composiciones -con un paradigma particular en Baudelaire-, la realidad es que la música tampoco escapó de su articularse en los márgenes de lo que es considerado música en sí. El ruido como paradigma, el ruido como composición sonora válida, es la consecución lógica aunque tardía de la visión ampliada del arte como algo más (que la belleza).

read more »

agosto 17, 2012

Messer Chups – Surf Riders From The Swamp Lagoon (2012)

por Rak Zombie

En la Rusia más helada nos persigue una conocida melodía, ahora distorsionada y pendiente de aprobación en nuestro cerebro. Nuestros oídos no pueden ignorarla y nuestras piernas tampoco, ese frío que sentíamos alojado en nuestros huesos comienza a derretirnos a base de un ritmo que no podemos dejar de sentir en todo nuestro cuerpo. Todo lo que habíamos visto y sentido se vuelve difuso a la espera de nuestro movimiento. Una mujer demasiado atractiva nos saluda y podemos comprender que estamos dentro de la mejor ensoñación de los últimos meses. Los Messer Chups están sonando y nadie va a detenerlos para nuestra libertad que ahora entendemos como simulada.

read more »

agosto 16, 2012

Dirty Granny Tales – Inversed World (2008)

por Xabier Cortés

Una de las principales funciones de la música, sino la principal, tendría que ser transportarnos a ciertos lugares comunes en los que encontrarnos cara a cara con el artista. Rozar con nuestros dedos las superficies que el maestro de ceremonias ha querido poner a nuestro alcance para la ocasión. Superficies -metafóricas y físicas- que ha creado partiendo de la base de su visión y su idea. Lamentablemente muchas veces, en demasiadas ocasiones a decir verdad, ese objetivo queda relegado a un segundo plano -cuando no directamente obviado- en favor de una obra efímera y fácilmente digerible para  adecuarse a las tendencias y no caer en el limbo, ese limbo en el que, en general, se encuentran esos álbumes que dan sentido a la música como expresión artística y no como un simple producto de consumo. Afortunadamente para nosotros Dirty Granny Tales encuentra su razón de ser y se acomoda en este limbo de las obras de arte.

read more »