Archive for agosto, 2012

agosto 15, 2012

El Inquilino Comunista – Bluff (1995)

por Álvaro Arbonés

Si hay algo que se pueda considerar más imbricado dentro del pensamiento español que el desprecio hacia cualquier forma ajena de la existencia es el propio auto-desprecio que se masca en cada impresión que se tiene sobre lo que se hace en el propio país, y la música no es una excepción. A pesar de ensalzar a grupos mediocres como Los Planetas -a los cuales, pese a todos, hay que reconocerlos un par de discos inspirados- la realidad es que si no florece ningún grupo que pueda considerarse fuerte o con proyección internacional es porque el español medio siempre elegirá al extranjero sobre el patrio; el inglés siempre será mejor que el español, aun cuando luego se sentencie la imbecilidad radical de los ingleses. Si nadie es profeta en su tierra, en España sólo se puede ser apestado.

read more »

agosto 14, 2012

Anorexia Nervosa – New Obscurantis Order (2001)

por Xabier Cortés

Si nos detuviéramos a enumerar los proyectos musicales que hacen uso en su obra -o en part de ella- del siempre recurrente Nihilismo, podríamos dividirlos en dos grandes columnas: por un lado se encontrarían aquellas bandas amarradas al mercadeo y al show business, carentes de todo significado en el que ese «Nihilismo» no es más que otro complemento estético más a ese producto que quieren llamar arte. Sin embargo, en el lado opuesto a esos productos desechables y prescindibles, se encuentran aquellos proyectos que abrazan el nihilismo más puro -ése que nos sitúa en una gran X fuera del camino-, aquello que huyen de la pose para acercarnos su visión con toda la crudeza y brutalidad que un concepto tan potente requiere. Y es aquí donde Anorexia Nervosa clava su estaca.

read more »

agosto 13, 2012

Type O Negative – The Least Worst Of (2000)

por Álvaro Arbonés

Sólo en la industria musical alguien sería capaz de pensar que un polvo formado por la conjunción de los mejores momentos específicos de otras sesiones de sexo anteriores juntadas sin ningún orden que le dote de sentido podría funcionar más allá de la fruición pajera que se suscita en la imaginación del animal que cree que podría funcionar semejante aborto del deseo. La realidad del ejercicio libidinal, ya sea musical o sexual, es que no se puede reducir el ejercicio en sí en diferentes y fantásticas posturas funcionales a través del cual, con una concatenación forzada, acaba por crearse el ejercicio definitivo de placer; cuando una canción funciona lo hace del mismo modo que funciona una caricia: por el contexto en que se ha realizado. Peter Steele, seguramente tan buen amante cono músico, era consciente de ello y por eso cuando se le presenta la oportunidad de hacer un disco recopilatorio no sólo lo hace sino que nos demuestra el placer de follar probando las variaciones que descartamos por absurdas – no hay un simulacro de disco, hay una exploración profunda de lo que puede ser Type O Negative cuando se le deja ser Type O Negative.

read more »

agosto 9, 2012

Ianva – Italia: ultimo atto (2009)

por Xabier Cortés

No deja de ser curioso que un proyecto de la calidad y trasfondo del de estos italianos no tenga respuesta -o ésta sea extremadamente limitada- en la vasta escena neo folk europea. Quizás el hecho de centrarse en la historia contemporánea italiana -rompiendo con el cliché conceptual asentado en la historia teutona propia de los proyectos folkies más exitosos del continente- sea una de las principales barreras con las que se encuentre Ianva para obtener el reconocimiento que merece. Quizás se deba a la utilización de muchos más elementos de los que se supone que tiene que hacer uso un proyecto que quiera enmarcarse en el neo folk más arquetípico, aunque la inclusión de estos elementos extra no sea más que para contextualizar los hechos narrados en las composiciones. Pero son precisamente estos códigos externos -que van desde el tango a la chanson pasando por el jazz– los que sitúan a Ianva en un nuevo nivel dentro de la escena neofolk.

read more »

agosto 8, 2012

Aphex Twin – …I Care Because You Do (1995)

por Álvaro Arbonés

Un problema sustancial a la cultura que le resulta exclusivo a esta es la imposibilidad de no caer las formas más pioneras en un cierto desgaste en sus formas por pura repetición; aun cuando hay grupos que originan un cierto sonido personal insoslayable, tan bien definido y personal que es absolutamente indiscutible su autoría, su repetición constante por parte de discípulos poco imaginativos lleva hasta un inmerecido agotamiento de la fórmula -con ejemplos tan conocidos como Joy Division, grupo agotado hasta puntos completamente obscenos. Sin embargo siempre cabe retrotraernos hasta la época, dilucidar el contexto connatural en el cual subrayaban un nuevo método de hacer un acercamiento a la música y, a partir de ahí, poder hacer un análisis que haga una justicia algo más que tibia al respecto de los principios compositivos originales de una obra que creó escuela -y en ese crear encontró su tumba. En algunas muy excepcionales ocasiones este ejercicio se vuelve innecesario porque, de hecho, la forma musical que adopta el músico en cuestión es tan perfecta y personal que cualquier otra copia de su estilo pasaría necesariamente por la completa destrucción de la personalidad del sonido: este es el caso de Aphex Twin.

read more »

agosto 7, 2012

Shining – Blackjazz (2010)

por Xabier Cortés

¿Qué le ocurre a la, demasiadas veces, cerrada de mente escena metalera cuando un grupo decide incorporar a su sonido elementos alejados de los cánones que establece un género concreto? ¿Por qué existen ciertos sectores que se niegan a aceptar que la innovación es un hecho inherente que se debe dar en un género musical que siempre se encuentra -o se debería encontrar- buscando ese «algo más», esa vuelta de tuerca? La crítica/los reseñistas dejarán sus bolígrafos sin tinta vomitando sentencias inculpatorias basadas en argumentos pueriles y carentes de fundamento de la talla de «ha traicionado los valores», «al añadir esos elementos extraños, sólo han conseguido difuminar la llama metálica», etc. Lo tildarán de experimento -fallido, se atreverán añadirán los más osados- y nosotros nos preguntaremos: ¿qué tipo de herejía se ha cometido esta vez para levantar las iras de los reseñistas? ¿quién ha sido el valiente que ha hecho temblar los cimientos de ese vetusto y estancado sector metálico? El responsable ha sido, una vez más, Shining.

read more »

agosto 6, 2012

Malice Mizer – Bara no Seidou (2000)

por Álvaro Arbonés

Aunque los prejuicios nos impidan verlo de una forma razonable, aun cuando decir prejuicios es un eufemismo suave para referirse a la imbecilidad del otaku medio, la realidad es que hay en el visual kei algunos grandes trabajos que merece la pena pararse a escuchar. Podría aquí saltar con un rosario inenarrable de grupos (semi)desconocidos a través del cual explorar la singularidad propia de éste género, singularidad tan aviesa que sólo se define a través de un gusto común por la estética sobresaturada, pero sin embargo me limitaré a referenciar al que seguramente haya sido el grupo más profundamente mainstream dentro de su caterva casi infinita de flexibles degeneraciones que se plasman dentro del género contenedor japonés por excelencia: Malice Mizer.

read more »

agosto 3, 2012

Japanther – Beets, Limes And Rice (2011)

por Manel Mourning

Dos amigos que se conocieron en una escuela de arte y que en 10 años han sacado 21 discos de punkrock destartalado y feliz forman una ecuación que, si seguimos el patrón cultural del siglo XXI, debería hacer aguas por todas partes. El pesimismo musical que vivimos en nuestros días nos obliga a pensar que son solo un par de modernos ricos de Brooklyn que gastan el dinero de sus padres haciendo música insulsa y jugando a ser estrellas del rock. Por suerte, el ser humano todavía no es una ciencia exacta, aunque intenten obligarnos a serlo, y Japanther son un buen par de buenos amigos a los que los unió su amor irreverente por los Ramones y la despreocupación hacía un virtuosismo que no les importa lo más mínimo. Beets, Limes and Rice es una oda a otro amigo desaparecido, Beau Velasco de Death Set, que inspiró a Matt Reilly y Ian Vanek a componer un disco de despedida desde la perspectiva de la esperanza y la ilusión.

read more »

agosto 2, 2012

Porcupine Tree – Fear Of A Blank Planet (2007)

por Xabier Cortés

Si tomamos la acepción más académica de la palabra alienación, aquella que la define como un proceso mediante el cual un individuo o un grupo transforman su conciencia hasta hacerla contradictoria con la función que cabría esperarse de ellos, y la aplicamos al siempre recurrido -y machacado- sector adolescente de la sociedad, nos encontramos ante un inmejorable caldo de cultivo en el que podemos satanizar y criminalizar sin ningún tipo de piedad ni miramiento aspectos tan a priori sencillos de su vida diaria como son los videojuegos, la tecnología y la televisión, para enterrar la incapacidad de los elementos adultos a la hora de gestionarlos como de ellos cabría esperar. ¿Doble alienación?. El peligro que subyace al realizar tamañas acusaciones dirigidas con precisión militar hacia un estrato de la sociedad tan, en principio, indefenso como es la juventud es la facilidad con la que se cae en la generalización de ese grupo social resultando injustas y carentes del rigor necesario como para emitir un jucio sano y coherente. Y es precisamente en esta generalización en donde cae, o eso parece, Steven Wilson en Fear Of The Blank Planet.

read more »

agosto 1, 2012

Sunset Rubdown – Dragonslayer (2008)

por Álvaro Arbonés

El sentimiento de profunda extrañeza es tan connatural a la escucha de ciertos grupos que, lejos de ser un impedimento para su disfrute, se convierten en el motor primordial del placer que nos suscitan. Esta clase de grupos, siempre tendentes hacia el retruecano, al arreglo estrafalario, a la patada directa a las expectativas, funcionan por la acumulación siempre precipitada hacia el límite de la saturación que propone el frágil equilibrio en el que han decidido sostener sus carreras: demasiada extrañeza acabará haciendolos inteligibles, demasiada normalidad les harán otro grupo más. Es por ello que esta clase de grupos no se sostienen más allá de algún EP, de la curiosidad momentánea fruta del hype, desvaneciéndose en la displicencia de aquel que no sabe construir esa singularidad necesaria que se ha auto-impuesto como realidad existencial. Este no es el caso de Sunset Rubdown.

read more »