Blood Axis – The Gospel Of Inhumanity (1996)

por Xabier Cortés

Tomar el siempre resbaladizo concepto de la desesperación, hacerlo tuyo y utilizarlo a modo de mortero con el que unir los diferentes elementos que completan tu obra no resulta sencillo. No estamos hablando de ese tipo de desesperación pueril de la que solemos hacer gala nosotros, los civilizados miembros de la sociedad occidental, ese falso sentimiento de ansiedad generado por algún ente artificial y fortalecido por las tenebrosas garras del marketing. No, estamos yendo mucho más allá, nos estamos refiriendo al Final de toda esperanza. Ese sentimiento en forma de líquido negro en el que te sumerges y del que no hay escapatoria ni vuelta atrás. No es el sentimiento efímero de derrota temporal no, a lo que nos estamos enfrentado aquí es a la firma de la rendición total e incondicional ante el enemigo. Nos convertimos en ese soldado que se sabe derrotado y espera con la mirada, vacía y fija en el horizonte, su incierto destino -la muerte, principalmente- apurando sus últimos cigarrillos preso de la ansiedad y perdiendo el control ante el terror más absoluto. Michael Moynihan nos convierte en partícipes de esta desesperación y nos muestra con toda su crudeza las consecuencias de esta total aniquilación -simbólica y literal- del Mundo tal y como lo conocemos.

El viaje que nos propone Michael Moynihan, se descubre como el Fin de todo lo que hemos conocido. No resulta sencillo asimilar los preceptos que defiende este primer trabajo de Blood Axis, no por la complejidad de la forma sino por la sobrecogedora profundidad del concepto aquí expuesto. Moynihan toma prestados elementos simbólicos, que van desde la obra de Bach y Prokofiev hasta escritos de Nietzsche pasando por narraciones de Ezra Pound y Charles Manson y el siempre socorrido uso de pequeños fragmentos de La Naranja Mecánica y The Wicker Man para hacerlos suyos y mezclarlos en esta orgía destructiva. Pero no nos confundamos, Moynihan no se limita a añadir estos elementos en forma de samplers y letras a la estudiada base industrial de este Gospel Of Inhumanity, no, Moynihan hace suyos estos elementos y los reescribe -metafóricamente- para servir a su misión: convertirse en el maestro de ceremonias de la Destrucción Total. Los cimientos sobre los que se asienta una obra del calado de ésta que nos ocupa beben directamente de la fuente primigenia de la música industrial de los eslovenos Laibach, apuntad vuestros sentidos hacia la contundente Eternal Soul para descifrar ese toque laibachiano, y le añade ese halo melancólico propio de los primeros trabajos de Current 93 y Death In June para completarlo con el uso magistral de las melodías brumosas y desesperadas, como hace en la magnífica Herr, nun laß in Frieden -en la que  nos obsequia con un brutal relato de Charles Manson sobre los sinsentidos de la guerra- en la que nos dejaremos arrastrar por esas exquisitas líneas de órgano hacia la total Oscuridad. Oscuridad que desmboca en la frágil tranquilidad que nos brinda Absinthe, el pequeño homenaje de Blood Axis al Hada Verde que a tantos genios inspiró a finales del siglo XIX y principios del XX.

Sencilla y mínima en lo musical, brutal y cruda en su concepto, The Gospel Of Inhumanity es el canal perfecto con el que asimilar nuestra propia destrucción. No queda esperanza para el ser humano.

 Blood Axis – The Gospel Of Inhumanity

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: