Huun-huur-tu – Best live (2001)

por Xabier Cortés

Hemos disertado en infinidad de ocasiones en esta santa casa sobre la capacidad de la Música para transportarnos a una serie de lugares en la que encontrarnos cara a cara con los miedos, sensaciones, ideas y sentimientos del compositor. Estamos de acuerdo en que el don para crear esta suerte de imágenes mentales es una de las condiciones indispensables para que la Música cumpla su objetivo -o que directamente esta misma capacidad de «trasladarnos» sea el objetivo en sí de la Música-. Que estos elementos visuales comunes entre nosotros y el músico sean más o menos claros, más o menos confusos, queda en manos de nuestra predisposición a la abstracción y de, por supuesto, la capacidad de sintetizar y canalizar del autor. Y es en este punto, el punto en el que asimilamos este concepto abstracto pero indispensable, en donde nos damos cuenta de las inmensas aptitudes que posee este exótico proyecto originario de la desconocida y lejana República de Tuvá: Huun-huur-tu.

Perteneciente a la Federación Rusa y limitando al sur con Mongolia uno de los elementos por los que destaca de esta pequeña república es por el uso de un estilo vocal concreto presente en su cancionero tradicional: el canto diafónico. El canto diafónico -o canto gutural- no es más que contar con el poder de generar dos o más sonidos simultáneos usando sólo la voz como único instrumento. Huun-huur-tu, proyecto creado en 1992 por Kaigal-ool Khovalyg, los hermanos Alexander y Sayan Bapa y Albert Kuvezin, se han encaramado a la cima de este peculiar paisaje sonoro abriendo al resto del mundo la exquisita y profunda sonoridad de la tradición folk tuvana. Y de qué forma. Acompañados únicamente por las percusiones chamanísticas del dünggür y las suaves melodías del Igil -una especie de proto-violín- consiguen generar una inmensa colección de imágenes en las que nos sitúan en ese lugar común del que hablaba antes. Y cumple este objetivo de una forma tan sencilla y humilde que consigue hacernos libres y sentirnos abrumados ante la majestuosidad de la Naturaleza. Libertad, directa al mentón y sin preliminares. Este directo de Huun-huur-tu -porque no hay mejor forma de experimentar la fuerza y sentimiento de este grupo que escuchando su sonido en directo, sin los artificios propios de la producción de estudio- es un canto a la libertad de cada uno y nos abre la mente hacia unos senderos desconocidos para nosotros, oh pobres mentes de occidente. Una libertad total, sin fronteras, sin reglas y sin miedos fortalecida por el componente extremadamente ritual de las composiciones que completan esta pequeña colección de Best Live. Aquí no hay espacio para los artificios ni para las florituras, Huun-huur-tu es puro y sus raíces están enterradas en lo más ancestral y arcano de las culturas de Asia Central para traérnoslas a nosotros y hacernos cómplices de su inmensa fuerza mística.

Un sonido inocente y humilde pero extremadamente complejo por todo el bagaje que soporta en sus espaldas, cuando escuchamos este Best Live acercamos nuestros sentidos a los secretos que esconde está recóndita y olvidada región del mundo. Y es un viaje del que no querrás regresar.

Huun-huur-tu – Best Live (2001)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: