Enslaved – RIITIIR (2012)

por Xabier Cortés

Una de las pruebas infalibles para comprobar la salud de un proyecto musical se basa en analizar con extremo cuidado la capacidad de ésta para reinventarse a sí mismo álbum tras álbum. Una reinvención que, evidentemente, no debe bajo ningún concepto tener como único fundamento añadir elementos al sonido primigenio -esa esencia de la que hemos hablado muchas veces- para adaptarlo a las corrientes contemporáneas, ese peligroso fuego alimentado por los reseñistas de los grandes medios «especializados» y por la horda de nuevos metaleros que se incorporan con la ansiedad propia del infante que descubre un nuevo mundo ante sus ojos. Estos nuevos elementos que se incorporan al sonido primigenio deben darse tras una reflexión y también deben ser añadidos de una forma razonada, medida y, sobre todo, tomada con precaución para no desvirtuar ni emborronar el objetivo inicial del sonido del grupo; los elementos deben enriquecer el sonido final no convertirlo en un desfile infinito de tendencias sonoras que acaben destruyendo el mensaje e interponiendo un muro infranqueable entre el grupo y su objetivo original. Enslaved son uno de esos elegidos, dentro del género metálico, que siguen incorporando nuevos matices a su sonido original para enriquecerlo y trasladarlo a una nueva e inexplorada dimensión.

El camino que emprendió Enslaved en el año 2001 con el lanzamiento de Monumension y que supuso un punto de inflexión en la trayectoria del proyecto al abrazar con firmeza una notable influencia del rock progresivo en su, ya de por sí magnífico, viking metal abría una nueva y apasionante etapa de los noruegos. Estos elementos proggies han ido cobrando más y más protagonismo, beneficiando a la esencia propia del grupo y acercándolos a su objetivo final, cualquiera que éste sea. RIITIIR se destapa como una síntesis de este tour de force que comenzó hace más de diez años y eleva el sonido de estos nórdicos a una nueva cota. Continúan explorando los sonidos más progresivos y siguen explotando el dúo vocal entre Gruntle y Herbrand, unión que en RIITIIR suena más compenetrada y sólida que nunca consiguiendo un punto más de complejidad en su sonido. El nivel de abstracción que ha ido adquiriendo el sonido Enslaved a lo largo de los casi veinte años desde su primer lanzamiento no es sino una muestra de la capacidad -envidiable- que tienen Gruntle y sus huestes para fagocitar influencias, nuevas texturas y convertirlos en elementos que se convierten automáticamente en indispensables dentro de ese sonido Enslaved. Por supuesto que estos nuevos principios añadidos no ofuscan la raíz desde la que nace todo el sonido de estos noruegos; lo elevan y nos facilitan el sinuoso viaje hasta la Verdad que nos quiere mostrar Enslaved. Si tomamos este RIITIIR individualmente nos encontraremos ante un disco brillante, claro que si nos quedamos aquí estaremos cometiendo un error de base ya que la verdadera dimensión de este álbum se nos muestra cuando es puesto en contexto con los anteriores lanzamientos. Aquí es dónde reside la fuerza de este último lanzamiento de los noruegos, toda la discografía de Enslaved persigue un objetivo común y cada nuevo álbum se convierte en una pieza más del engranaje que mueve este gigantesco motor hacia el Valhalla en vida.

Enslaved vuelve a conseguirlo una vez más y nos obsequia con ocho nuevas composiciones con las que seguir homenajeando a sus raíces más profundas y arcanas con su sonido único e inimitable. Y por muchos años.

Enslaved – RIITIIR (2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: