Soundgarden – King Animal (2012)

por Álvaro Mortem

Cada época tiene un principio tan difuso como lo es de hecho su final, porque ni siquiera con cierta distancia clarificadora del pasado podemos determinar exactamente donde comienzan y donde acaban aquellas divisiones que hemos decidido hacer dentro del devenir cultural del mundo. Es por ello que aunque no nos cuesta definir los 90’s como una época de camisas de leñador y greñas, con la generación X y Nirvana como receptores y catalizadores de la estética respectivamente, decidir donde empieza los 90’s (¿en el 88 con el Nothing’s Socking de Jane’s Adiction?¿En el 91 con el Nevermind de Nirvana?) se torna una elucubración tan compleja como ingrata; toda decisión de cuando ponemos el inicio de una cierta década asociada con un movimiento determinada siempre dependerá de lo que entendamos que definía de forma sustancial ese movimiento. Decir el sonido de los 90’s es una idea aproximativa, pero en caso alguno es una adscripción certera a una forma musical específica.

Irónicamente hablar de Soundgarden es hablar, necesariamente, de los 90’s. Hijos pródigos de un estilo stoner, pesado pero de vórtices afilados como el desierto profundo, sólo se puede entender su sonido a través de ese paradigma extraño que supone el revelarse contra el adocenamiento que sufrió el rock en los 80’s, precisamente, a través de un llevar las formas más extremas y pesadas del género hacia los campos más abiertamente calmos del mismo; el stoner cultivado por Soundgarden y otros grupos, especialmente en su devenir grunge, se da en la necesidad de llevar a la música popular ese sentido agrio, desesperanzado y pesado que en otra época caracterizó a la juventud. Como la generación X de la que proceden todo es desencanto con el presente, animadversión al cambio y un estado anímico-musical sólo comparable con el consumo de cannabis mientras se ve un episodio cualquiera de Beavis &; Butthead: no importa que hayan pasado ya veinte años desde sus primeros discos, ellos siguen haciendo exactamente lo mismo como aun inmersos en otro tiempo. Y quien espere de King Animal alguna clase de evolución que se vaya olvidando, el espíritu del grunge nunca ha muerto porque estaba demasiado drogado hasta como para enterarse de su propia muerte.

Los bajos pesados, las guitarras de tonos psychodélicos, las voces vibrantes de juventud adormilada por un exceso de drogas catódicas y un estilo que nos remite constantemente a ese conocimiento de los 90’s que ni siquiera podemos definir con cierta exactitud es todo lo que podremos encontrar en éste disco. Pero tampoco es que necesitemos nada más. Su estilo ha permanecido constante desde aquella época pretérita, siempre haciendo el mismo disco una y otra vez, apenas sí variando en lo más mínimo en algunas nociones complementarias desde que asumieron la forma ya perfectamente grunge —en el caso de king Animal, por ejemplo, mediante un tono más melódico en algunas de las canciones que dulcifica el sonido general. Por eso carece de sentido también intentar saber cuando se acaba una época en tanto mientras aun queden vivos algunos de los adoradores de tal tiempo, éste se perpetuará de forma constante a través de la imitación de sus epígonos. Aunque sea, como en éste caso, que sus epígonos se auto-plagian de forma constate. ¿Se puede decir algo más de Soundgarden salvo que son eso, Soundgarden, siempre Soundgarden? No, nada más.

5 comentarios to “Soundgarden – King Animal (2012)”

  1. ¿Por que no decís lo mismo de ac/dc o de tantas bandas que sí viven del autoplagio, o de bandas que no tienen estilo propio y plagian a los referentes de cada estilo? ¿Que pretendías que Soundgarden haga un disco alegre onda Kiss? La gente que le gusta Soundgarden espera esto precisamente, un disco oscuro, psicodelico y denso, con buenos riffs de guitarra,ritmos complejos y experimentación. Y es eso precisamente lo que tiene soundgarden. Por suerte no incluyeron el tema live to rise que parece un tema de cornell solista, mas que de soundgarden, con un estribillo comercial y meloso. Soundgarden nunca fue grunge aunque así fue encasillado, grunge no es un estilo musical, solo las llaman así a las bandas de de seattle de los 90’s por la prensa, porque sino no se entiende como soundgarden, nirvana,pearl jam, alice in chains, screaming trees, mudhoney, y meat puppets, entre otros, sean el mismo estilo musical, si no tienen nada o muy poco en común, las influencias de cada banda son totalmente distintas. Y el sonido de cada una también. ¿O acaso Pearl jam una banda de hard rock, con influencias punk y de neil young, etc, suena remotamente parecido a Soundgarden, que es una banda con raiz stoner, black sabbath, y metal en sus principios, para luego evolucionar en lo que conocemos hoy? Este disco cumple las espectativas y barre con los miedos que tenian los seguidores de soundgarden de que el disco fuera un fiasco y fuera mas cornell solista y comercial y no un verdadero disco de soundgarden. No es exactamente igual a los discos del pasado, por momentos es mucho mas light y con canciones agradables para el no-seguidor de la banda no acostumbrado a su sonido oscuro y denso. En la nota parece que el autor odia ese sonido y pareciera que preferiria que soundgarden cambiara de sonido, cuando todos sabemos que del 2000 en adelante (aunque hay bandas interesantes) el nivel de mediocridad musical en general hace que escuchemos bandas que en los 90’s nos habrian parecido un fiasco, y en retrospectiva escuchamos bandas o canciones que nos parecian mediocres de los 90’s y comparado con lo que hay ahora son geniales. Se perdió la experimentación (por lo menos no es mainstream) y la variedad musical que se dió en esa epoca, en todos los estilos de la musica. O sino critica tambien a las grandes bandas que siguen haciendo lo mismo relativamente y todos lo disfrutan. No hay que perder la identidad. Y soundgarden tiene identidad propia y han demostrado ser una gran banda. Y este disco lo demuestra siendo fiel a su estilo y sonido, y no haciendo una basura comercial solo para vender y quedar en el olvido.

    • No decimos lo mismo de otras bandas que se auto-plagian, principal, única y exclusivamente porque no hemos hablado de AC/DC o esas tantas otras bandas que viven del auto-plagio en este blog —ni tenemos la menor intención, por otra parte, porque son la clase de grupos que más que críticas lo que necesitan son fans que les de exactamente igual lo que hagan con su música—; aquí entendemos la diferencia entre el auto-plagio de Soundgarden, que admite una cierta evolución pero respetando su personalidad, y el auto-plagio de AC/DC, que es hacer un más de lo mismo.. Por otra parte, no entiendo de qué me está acusando, ¿de que no me gusten Soundgarden?¿Que yo quiera que cambien su sonido? Estas dos no tienen ni pies ni cabeza, carecen de cualquier justificación al respecto en el texto: yo no he dicho eso. ¿De que diga que su sonido es el mismo de siempre sólo que con ligeras variaciones que lo hacen más accesible para el oyente medio, cosa que usted mismo dice que es así?¡Pero si me está dando la razón! No entiendo sus quejas, estamos de acuerdo y de hecho usted afirma, quizás de una forma más didáctica para los profanos, los mismos principios que yo he desarrollado aquí. Nada más.

      Por otra parte, no estoy en absoluto de acuerdo con que en los 00’s haya cundido la mediocridad y la ausencia de toda experimentación, pero ese es otro tema. Y sobre el tema grunge sólo decirle la obviedad: su existencia, o no, no depende de mi, que creo que los géneros son en general una cosa bastante idiota, pero sí que sirven muy bien para que la gente entienda a que me refiero. Quizás no exista lo grunge como tal, pero seguramente la gente entenderá mejor que diga que Soundgarden son grunge.

      Gracias por el comentario.
      Un saludo.

  2. Hola, una crítica del disco malísima… podrías analizar-lo canción por canción y podrías por ejemplo comentar el tema “Attrition” como un tema totalmente diferente al sonido Soundgarden, este disco no sera considerado una “obra maestra” pero ciertamente como comenta Nicolás en los tiempos que corren es un halo de luz en tanta oscuridad musical y si no agradeces discos como este es que tu gusto musical agradecerá una introspección profunda. Un saludo.

    • Si su capacidad lectora es insuficiente para entender una crítica no acuse al que la escribe de decir lo que usted ha entendido, no de lo que ha dicho. No es una obra maestra, pero es un buen disco, eso dije en la crítica.

      Un saludo.

  3. Me gusta tu dialéctica, pero has divagado demasiado en describir la era grunge (no el estilo, cuya definición probablemente se pierde entre ríos de tinta).
    Deberías haberte centrado en los cortes de forma individualizada, ya que al final sólo hablas del regusto que te ha quedado al oir el álbum. Probablemente necesites como yo varias visitas al disco, hasta poder llegar a tener tus propios descartes.
    Es cierto que Soundgarden es mi grupo de cabecera, pero soy el primero que reconoce que la primera audición nunca es suficiente para desentrañar las canciones. Es sólo entonces cuando tienes suficientes datos para asimilar todos los matices, y así poder emitir un juicio a la altura de tu indudable sabiduría.
    Mi modesta opinión redunda en reconfortantes sensaciones olvidadas que vuelven del pasado, no tan oscuras, con una producción más limpia de lo deseada, pero con renovadas energías que reafirman la valía de estos cuatro grandes músicos.
    Destaco felizmente el trabajo de Ben.
    Gracias por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: