In Death It Ends – Forgotten Knowledge (2012)

por Xabier Cortés

In Death It EndsQue la música, para ser denominada como tal y poder considerarla como expresión artística, debe ser un fiel reflejo del zeitgeist específico en el que al artista se encuentra al crear la obra, es algo que siempre debería ser considerado como de capital importancia, y así lo hemos venido manifestando incansablemente en esta santa casa cada vez que hemos tenido ocasión. Tampoco debería sorprendernos que un porcentaje importante de los lanzamientos más destacables de los últimos años —por lo menos para un servidor— reflejen esta época siniestra y gris que nos ha tocado (sobre)vivir y en la que parece que todo se ha perdido y no queda esperanza para nada, ni siquiera para la supervivencia del ser humano. Por supuesto, condensar semejante concepto —complejo, potente y con innumerables ramificaciones— no está al alcance de cualquiera y éste sólo llega a buen puerto en manos de verdaderos artesanos del sonido. In Death In Ends es uno de ellos.

Aunque su reciente nacimiento —todos sus lanzamientos, algunos EPs y este su primer álbum, datan del recientemente extinguido 2012— pueda inducirnos a pensar en la inexperiencia, o aún peor, en la malinterpretación total y absoluta del concepto que sirve como base aquí para dar como resultado un pseudomanifiesto de teenage angst más; In Death It Ends es otro moniker del que fuera fundador y alma mater de los extintos Rosetta Stone por lo que toda sospecha de acabar siendo un proyecto que sea incapaz de sintetizar ese malestar nuestro en su música se desvanece rápidamente. ¿Elementos comunes con los gothrockeros británicos? el mecánico y metálico vibrar de la caja de ritmos nos conecta irremediablemente con aquel lejano An Eye For The Main Chance de 1991, claro que en esta ocasión ese sonido resulta todavía más artificial y antihumano casando perfectamente con la idea sobre la que se basa este Forgotten Knowledge. Aquí ese darkwave primigenio se ve crecido al fusionarse con atmósferas de un dark ambient tétrico y sobrecogedor, con lo que para muchos podría enmarcarse este proyecto dentro de una suerte de witch-house, aunque gracias a la chamánica voz en Summon podríamos ver algún tipo de aproximación aquí, pero siempre liberado del aura usamericano, claro. El espíritu de este álbum nos explota en la cara, todo ese desasosiego, ese cansancio, esa espiral autodestructiva a la que está abocada el ser humano reflejada en unos ritmos machacones —sin caer en la parodia— y unas melodías sintetizadas hipnóticas y sugerentes. Unas composiciones que te atrapan en la (anti)cosmovisión de los británicos y nos sumerge en un aura negativa y desesperanzada muy acorde con este siglo XXI. Casi nada.

In Death It Ends se nos presenta como la banda sonora perfecta para los últimos estertores de una civilización enferma y agonizante, cada minuto de este disco debut es una lápida erigida sobre los valores que poco a poco vamos enterrando mientras los sustituimos por falsos ídolos y valores sostenidos sobre arenas movedizas. La decepción para con el ser humano condensada en algo más de una hora de sonidos oscuros, mecánicos y ambientales de la mano de una leyenda del goth rock de los años ochenta. No se puede pedir más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: