Černá – Restoring Life (2012)

por Álvaro Mortem

cover

La muerte de un género no es algo que ocurra en circunstancia alguna sin haber noticias del acontecimiento, pues en el arte las muertes siempre acontecen de un modo terminal que tarda en extinguirse más allá de lo que debería ser razonable poder asistir. El problema es que esa confusión ocurre en ambas direcciones, y tendemos a pensar como muerto aquello que sigue aun muy vivo. Hay géneros que son proclives a ser declarados muertos de forma rotunda cada poco tiempo, entre los cuales se encuentra con una especial preponderancia el black metal; la natural confusión entre la evolución con la muerte, con la perdida de todo registro originario del género, lleva a la percepción de estar ante un género moribundo. Pero lo único que vive es aquello que deviene, que cambia, que se transforma siguiendo patrones coherentes dentro de una linea histórica, por lo cual sólo podemos afirmar que el black metal está vivo precisamente por todo aquello por lo cual muchos dicen que está muriendo: porque cambia.

En el caso de Černá el viaje hacia la evolución del black metal es doble en tanto se circunscriben dentro de ese mal llamado post-black metal más cercano hacia formas más melódicas —aquí heredada de Lantlôs, pero también con fuertes guiños hacia los primeros Limbonic Art e, incluso, Deftones— como a su propia condición de americano, lugar que sólo se ha convertido pródigo en el género desde hace tiempos muy recientes. Ahora bien, si además de un devenir es un devenir interesante es porque en esta unión contra natura en el cual se mezcla todo aquello que pueda ser útil para enfatizar el sonido propio del black metal, lo que los puristas denominarían como violarlo, hay al final un cierto deje de autenticidad que hace que el sonido se conforme como algo inescuchado de forma anterior; conocemos posibles referencias, remisiones a grupos anteriores del género, pero lo que encontramos en último término es un sonido tan único como personal. Su demoledora contundencia conjugada con una melancolía enrarecida, casi reminiscente de un cierto tono psicodélico, conforma un conjunto de una dulzura indescriptible.

Como apenas aun un destello de toda la nueva ola de black metal americano que está asolando (placenteramente) Europa, demostrando que algo hemos hecho mal cuando no hemos sabido re-apropiarnos de nuevo del género como sí han sabido ver una nueva generación de músicos estadounidenses, ya demuestra tener la capacidad de poder desarrollar un proyecto propio que pueda incluso definir nuevos caminos a seguir para el género. Aun con todo, no cabe confiarse. Siendo apenas sí un EP de presentación del grupo, y aunque la canción homónima del mismo sea una frondosa pieza de gourmet excepcional, aun le queda por demostrar a Cody McCoy, el nombre detrás de Černá, que puede mantener ese oscuro hálito vital en el desarrollo de un LP. Y, si es así, ya podremos afirmar de forma rotunda y sin concesiones que estaremos ante una demostración más de que el black metal aun está muy lejos de querer acercarse hacia su propia tumba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: