Navicon Torture Technologies – The Gospels Of The Gash (2009)

por Xabier Cortés

NaviconCuando damos vueltas alrededor de un concepto tan profundo y vasto como la Destrucción tendemos —yo el primero— a enfocarlo mencionando a la entendemos que es la idea por defecto de la misma: la guerra. Porque, ¿acaso no es la guerra el camino a la destrucción en su forma más directa y brutal? La destrucción de los bienes, llamémoslos así, humanos —bien en el frente de batalla, bien en la retaguardia consecuencia de los sacrificios exigidos a la población para salir victoriosos de la contienda— y los bienes materiales, ya que la casi totalidad de la producción se desvía a la causa, tendrán como consecuencia la paulatina destrucción total de la sociedad. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando la Destrucción comienza por el interior de cada uno de nosotros? Una aniquilación completa de los pilares que nos sostienen como individuos racionales y sociales, a saber: los valores, la ética, la moral, etc. Una viaje sin retorno a la Nada, al vacío. Esto es precisamente lo que nos propone Navicon Torture Technologies en el álbum The Gospels Of The Gash que sirve de epílogo a su prolífica carrera iniciada en 1997 .

Lee M. Bartow, el nombre tras Navicon Torture Technologies, sabe jugar en un delicado equilibrio entre lo extremo que supone el noise más visceral, el power electronics más violento y rodearse siempre de la amplitud de miras del submundo industrial para dar salida a un continuo devenir destructivo cuyo objetivo es alcanzar la pureza de la Nada. Para su misión nos agasaja con terribles muros sónicos, a cada cual más estremecedor, mientras desfilan una infinita cantidad de lúgubres melodías, espesos glitches, distorsiones de todo tipo y volumen y una colección interminable de gritos, gruñidos e innumerables muestras de pánico y terror absolutos. Se convierte este The Gospels of the Gash en un soberbio resumen —con composiciones rescatadas de aquellas lejanas y limitadísimas ediciones que tanto funcionan en la escena y de nuevas canciones construidas ex profeso para este álbum— de lo que ha supuesto la trayectoria artística de Bartow. Adentrarse en el mundo de Navicon Torture Technologies es sumergirse en un universo de sufrimiento en el que todo ello en lo que creemos y somos será sistemáticamente destruido por un bien común. Una energía que no llegamos a comprender jugará con nosotros, se hará dueña de nuestras mentes y nos repetirá hasta la locura, valiéndose de inverosímiles armas sonoras, la necesidad de esta destrucción para liberarnos y alcanzar la Nada definitiva.

Podríamos entender este álbum como el estertor final de Navicon Torture Technologies pero estaríamos equivocados, enterrar este proyecto supone para Bartow la liberación de saberse completo y con fuerzas renovadas para enfrentarse a otros proyectos, no caer en un continuo y ridículo exprimir la gallina de los huevos de oro. Lo que en realidad supone este The Gospels of the Gash es algo mucho más turbio e inquietante; es nuestro propio estertor, o mejor dicho, es el último coletazo de todo lo que somos. No sabemos lo que nos depara el futuro, sólo somos consciente de que nada volverá a ser igual tras Navicon Torture Technologies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: