2 Bullet – Assassi-nation (2009)

por Álvaro Mortem

2 Bullet - Assassi-nation (2009)Algo que la música tiende a olvidar con cierta facilidad es su capacidad combativa: en tanto discurso sin discurso, pura forma sin aparente mensaje, su capacidad para exaltar los sentimientos más primarios de las personas, la convierte en un arma efectiva contra el mundo de esclavitud presente. El balazo en el esternón de la autoridad y el puñetazo en la cara del opresor son dos casuísticas connaturales a la música, que pueden desarrollarse sin mayor dificultad por el delicado equilibrio de fuerzas que siempre sostiene dentro de sí. El arte no puede derribar gobiernos por sí mismo, pero sí puede infundir la necesidad en los hombres de hacerlo; el camino del arte, como el del pensamiento, es sutil: mata a través de otros por sugestión vírica.

Cuando 2 Bullet salen a escena con vestimenta militar, lo mínimo que uno espera es escuchar gritos de disidencia activa, entendiendo por activa criminal, pero lo sorprendente se da en su música: desarrollan un EBM extremadamente cuidado, perfectamente calibrado para la pista de baile —porque, como nos diría Nachtmahr, la pista de baile es la guerra—, pero que sin embargo tiene una agresividad improcedente en el género. Improcedente, pero no indeseable. Sus destellos pop en la repetición de estribillos pegadizos y simples de memorizar, en conjunción con esa violencia que desborda impaciente las grietas de la conformidad, se muestran aquí más como una efectiva técnica de mercadotecnia disidente que un acto comercial; la facilidad y accesibilidad de su música, lo inmediato y repetitivo del discurso, tiene la noble pretensión de crear eslogans que retumben en nuestra cabeza más allá de la duración de su trabajo. Y lo consiguen: su propuesta de asesinato institucional, de asesinato y de asesi-nación del corrupto mundo político, se graba a fuego hasta en la última fibra de piel de nuestro cuerpo.

A través de la mercantilización del anarquismo, de asumir las formas de propaganda propias del sistema para contagiar un lenguaje completamente ajeno (e inasumible) al mismo, 2 Bullet consiguen hacer lo más cercano al pop que haya podido estar nunca el EBM sin dejar de serlo de forma radical. Detrás de sus múltiples capas de oscuridad, violencia y propuestas de liberación se encuentra un espíritu EBM tan puro que nos arroja a la pista de baile como bien nos vemos arrojados en una guerra: desprovistos de razón, sólo sabiendo que eso es lo que hay que hacer. He ahí que sus ritmos pegadizos, sencillos aun cuando no simples, podrían ser incluso la contraposición más vivaz de ese Nachtmahr que podría ser su contrapartida occidental: donde el alemán se sostiene en una contundencia feroz próxima al martillar propio del industrial, los japoneses eligen iniciar su incendio del sistema en la discoteca. En la discoteca o en la fábrica, ambos son lugares idóneos para empezar la revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: