Miasma & The Carousel of Headless Horses – Perils (2005)

por Xabier Cortés

miasma_perilsLos experimentos surgen por la necesidad inevitable de hallar nuevas fronteras,por querer expandir los límites actuales para colocarlos más allá. Experimentar requiere una reflexión; es necesario un análisis para abordar una empresa de esta envergadura. Desde luego que no será suficiente —ni, por supuesto, digno de considerarse como música experimental— la adición con más o menos gusto de una caterva de elementos ajenos a una estructura musical preestablecida para, tiempo después, cuando se descubra el fraude aquí cometido, esgrimir un flamígero «Es experimental, no lo entiendes». La obra, musical en este caso, debe contener un objetivo, un mensaje por muy naif o nebuloso que este pueda resultar. Y, desde luego, este «experimento» no debe ser una vacía colección de elementos ejecutados sobre alguna clase de estructura rítmica más o menos inspirada. La reflexión que requiere el simple hecho de la Idea de crear una obra que se pueda enmarcar dentro de lo experimental llevará al artista a tomar cierto número de elementos, en absoluto aleatorios, cada uno de ellos con su forma y función específicas para llegar a una conclusión en la que desplegar el Arte y poder hacer llegar el Mensaje final de la obra. Miasma & the Carousel of the Headless Horses ha reflexionado, ha reunido un sesudo conjunto de elementos y han sido capaces de darle forma para completar una magnífica obra de música avanzada.

El quinteto que se parapeta tras el inquietante  moniker de Miasma & the Carousel of the Headless Horses —encontraremos aquí miembros de Guapo, Alabama 3, Amal Gamal Ensemble y Kuckles, es más, Dan O’Sullivan ha ofrecido su buen hacer en los directos de Sunn O))) y Ulver amén de pertenecer a esa gigantesca reunión de genios llamada Grumbling Fur— quiere transportarnos lanzarnos de una patada a una sinuosa y mugrienta calle de alguna ciudad perdida en algún país de la Europa del este. Dejarnos desamparados mientras una inmensa amalgama de sombras nos rodea y juega con nosotros. Aquí viajan de la mano piezas de la música tradicional eslava junto con elementos afines a la rama más delicada del rock progresivo, momentos jazzies, todo esto cubierto por la espesa bruma oscura y tenebrosa que crea una explícita admiración por la música barroca. El juego experimental que nos ofrece aquí Miasma & the Carousel of the Headless Horses no es otro que la fusión milimétrica, quirúrgica y sin fisuras de todos esos elementos para generar un muestrario de visuales a cada cual más perturbador y siniestro pero que incluye siempre esa mínima brecha que nos invitará a esperar una salida a semejante locura. Por supuesto, ese pequeño agujero, ese minúsculo resquicio hacia la luz se convertirá en el último momento en la puerta de entrada hacia otra imagen —la siguiente canción— igual o más perturbadora que la que acabamos de dejar atrás, por lo que entraremos en un frenético e imparable bucle que jugará con nuestras emociones hasta dejarnos completamente a su merced.

Experimental y avantgarde sin resultar pretencioso; nada de lo que ves aquí está puesto porque sí, porque Perils no necesita ser otra cosa que la que realmente parece ser —y es— a primera vista, no necesita disfrazarse de otra cosa para desplegar sus largos y huesudos dedos alrededor de nuestro frágil cuello y cerrarlos con fuerza, aliviando esta insoportable, pero placentera a su vez, presión en los instantes finales pero apretarlos de nuevo inmediatamente después hasta sumergirnos en un purpúreo sueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: