2Kate – Bide Laburra (1997)

por Xabier Cortés

2KateHubo una época en la que cualquier proyecto musical nacido en Euskadi y que desarrollara su concepto haciendo uso del euskera era automáticamente etiquetado como “rock radikal vasco”, no ya por la prensa —incluso la supuestamente especializada— también por el público en general. Existía una necesidad enfermiza de agrupar a todos aquellos grupos bajo el mismo paraguas rockradikalvasco con el fin de sacar pecho y demostrar ante los de fuera la buenísima salud de la que gozaba la música en estas tierras. Curiosamente el efecto era el contrario; daba la sensación de que todo lanzamiento musical en Euskadi estaba cortado por el mismo patrón, reutilizaba una suerte de fórmula sonora para repetirla ad infinitum y poder seguir alimentando la bestia del rockradikalvasco. Afortunadamente lo que desde fuera se apreciaba como una escena, un movimiento homogéneo y ridículamente aburrido, por dentro resultaba ser un espléndido crisol de diferentes influencias y estilos musicales tan dispares que iban desde el ska, metal —desde el más incisivo y contundente hasta ese de corte más melódico y escandinavo— y otras muchas variantes del rock más. Entre todo esta amplio abanico de proyectos —por supuesto, algunos interesantísimos, otros directamente lanzados, y con razón, al más profundo de los cajones— se encontraba uno que sería uno de los proyectos más rompedores e innovadores de aquellos finales de los noventa. Un duo formado por Mikel “Anestesia” Kazalis e Izaskun Forkada: 2Kate.

2Kate —2Cadenas— quería alejarse de ese ecosistema virtual y homogéneo alimentado por la prensa y el público, para ello presentaron en 1997 este Bide Laburra —Camino Corto— a modo de puñetazo figurativo en la mesa puritana que tan fuerte parecía haberse hecho por aquellos años en Euskadi. Una propuesta musical rompedora y que torpedeaba la línea de flotación de dos mastodontes; por un lado se alejaba de forma rotunda —tanto musicalmente como por el contenido lírico que aunque seguía siendo crítico e inconformista la prensa no se atrevió a incluirlos dentro de su gallina de los huevos de oro, lo que desgraciadamente les cerró muchas puertas— de la pesada losa que suponía la etiqueta de rockradikalvasco y por otro tenían la osadía y el descaro de fusionar un thrash metal contundente y áspero con unas bases electrónicas industrializadas y un compendio de bucles repetitivos e infinitos para crear una suerte de rock industrial que, dicho sea de paso, bebía mucho de KMFDM, quizá por algunas semejanzas entre la voz de Izaskun —soberbia y magnífica— con Lucía Cifarelli de KMFDM y por ese carácter rompedor y contestatario/inconformista del que hacen gala ambos proyectos. Ritmos machacones y guitarras que forman un muro distorsionado que sirven de base para la potente voz de Izaskun y las puntuales y demoledoras incursiones vocales de Mikel es lo que ofrecen los algo menos de cincuenta minutos de este Bide Laburra.

Un proyecto que existió en un breve periodo de tiempo —se disolvieron en el año 2000 tras el lanzamiento del que sería su segundo y último disco Birziklatu — pero que sería injusto no destacar como uno de esos proyectos que se atrevieron a innovar, a cambiar y a explotar una vertiente inexplorada en la rica escena musical vasca de finales de los noventa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: