Rodríguez – Coming From Reality (1972)

por Xabier Cortés

Rodriguez-Coming_From_Reality-FrontalA aquellos que como yo desconocíamos la música del injustamente olvidado Sixto Rodríguez y que la conocimos a través de ese maravilloso documental titulado Searching From Sugar Man, se nos mostró a un artista que por encima de sus exquisitas composiciones, por encima de sus enérgicas letras, supuraba honestidad y, sobre todo, humildad en cada paso que daba, en cada movimiento, en cada palabra que salía de su boca. Su reacción al descubrirse a sí mismo como una auténtica celebridad en un país tan lejano como Sudáfrica, sus palabras de agradecimiento a cada persona que se cruzaba con él en su primera gira por el país africano, no hacen sino cimentar el genuino espíritu humilde de un músico atípico que supo asimilar su fracaso en ventas, que no en calidad compositiva, de su primer intento por adentrarse en los turbios tejemanejes del show business y que, a la vez, ha sabido hacer frente de forma notable al merecido reconocimiento que se le debía y que se le ha negado durante más de cuarenta años.

Tras un magnífico álbum debut, Cold Fact, en el que Sixto llega a completar una más que interesante colección de canciones a veces folk, en otras soul y todas ellas con un matiz rock para dar rienda suelta a sus ácidas letras en las que es capaz de poner de vuelta y media a todo y a todos, tenía que llegar una continuación. Una ley no escrita que ronda la cabeza de los críticos y cualquier personaje que ronda alrededor de la música dice que un artista ha tenido toda su vida para componer, seleccionar y arreglar las canciones que componen su primer disco pero que sólo cuenta con unos pocos meses —tanto en aquellos años en los que la industria musical, en el más despectivo de los significados, empezaba a convertirse en un monstruo obsesionado con engullir todo lo que podía generar dinero como en la época actual en el que a los discos no se les permite un tiempo de asentamiento para ser capaces de desarrollar todo su potencial— para crear una segunda obra. En su segundo trabajo, este Coming From Reality que nos sirve de excusa para rendir homenaje a este artista olvidado, Sixto vuelve a dar rienda suelta a sus letras incisivas y bien apuntadas hacia los problemas que era capaz de identificar un joven norteamericano de ascendencia mexicana y con la mente abierta a cualquier estímulo en un Detroit oscuro y sórdido. Letras bien acompañadas por esa genuina y honesta mezcla entre el folk, el rock, el soul y el funk contando en esta ocasión con unos grandilocuentes arreglos de cuerda que elevan la complejidad del disco quizás engalanando en demasía el crudo y directo sonido de la guitarra y la voz de Sixto.

Dicen los clichés que la Historia es caprichosa e injusta con sus héroes y sus villanos y así se ha demostrado en el caso de Sixto, afortunadamente para todos, la casualidad de una reedición en CD, una gira de un hombre renacido y un documental nos ha descubierto —y a la vez, ha devuelto un poco de fortuna— a un artista indebidamente olvidado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: