Mater Suspiria Vision – Serenity (2013)

por Xabier Cortés

Mater Suspiria VisionCuando en 2011 asomó la mano de un engendro sonoro llamado witch-house —o drag, rape gaze, screwgaze, haunted house o cualquier otra etiqueta tétrica que se os ocurra, a gusto del consumidor—asomando por la trampilla de un sórdido sótano de una cabaña cochambrosa perdida en mitad de un bosque  en mitad de algún paraíso redneck, unas cuantas cabezas se giraron para comprobar qué era ese sonido lúgubre y venenoso entre el dubstep, el dark ambient y el EBM que embriagaba no ya con sus drones intensos y el uso excesivo de parafernalia y simbología occvlt, si no que te atrapaba con ese carácter extraño y misterioso que rodeaba a la escena, si es que se podía considerar a este movimiento como una escena per se. Uno de los secretos del witch-house era el secretismo que deliberadamente explotaba; empezando por la, a veces, irritante manía de utilizar solamente símbolos para denominar a sus proyectos que no hacía más que elevar el nivel de confusión a su alrededor dada la nula o poca información que se conocía tanto de los lanzamientos —la mayoría de ellos solamente disponibles en formato digital con alguna que otra excepción en formato físico— como de los propios miembros culpables de ese sonido —con nombres ilustres de la industria musical escondidos tras símbolos y cruces— y, por supuesto, lo que realmente convertía a este género en algo adictivo era su sonido tenebroso, etéreo y peligroso.

Pero el witch-house tenía un enemigo. Vivimos inmersos en una época en lo que hoy es novedad al día siguiente se convierte en algo totalmente ajeno. Aquellos que un día encumbraban un movimiento, se encuentran al día siguiente pregonando su muerte y anunciando un nuevo ídolo de oro al que venerar durante las siguiente veinticuatro horas para seguir estando in. Entonces, ¿el witch-house está muerto? En absoluto. El germen del witch-house como género nace de la desidia y del saberse condenado a un futuro no ya incierto, si no irremediablemente desesperado. Por supuesto, la misión de este aquelarre redneck aun no ha terminado, buena prueba de ello es este Serenity de Mater Suspiria Vision. Amparándose en los elementos más típicos del género, este dúo alemán crea unas estructuras reconocibles y, sobre todo, unos sonidos familiares que nos recuerdan que el witch-house en 2013 no está muerto. Podríamos destacar como elemento más interesante de este grupo el uso indiscriminado y enfermizo de visuales para acompañar a un gran número de sus composiciones; imágenes ácidas, psicotrópicas, heredadas del trash más enfermo o de las cintas perdidas de Lynch van de la mano con los drones y los loops hipnóticos mientras las percusiones —frenéticas en ocasiones y con un inquietante aura ritual— sirven de apoyo a una etérea voz que nos acompaña durante todo el disco.

Puede que Mater Suspiria Vision no sea la quintaesencia del witch-house —es imposible hablar del género sin nombrar a los poseedores de este honor: Salem, White Ring, Crosses y Vortex Rikers, así que ahí los dejo— pero hay que reconocerle su compromiso y su más que correcta aportación a este submundo sórdido que no es si no reflejo de la espiral autodestructiva en la que nos hallamos encerrados como especie y de la que no hay escapatoria posible. Larga vida al witch-house.

MATER SUSPIRIA VISION – SERENITY [Official Video – Directed by Cosmotropia de Xam, 2013] from Mater Suspiria Vision on Vimeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: