One Two Free – Cross Too Over (2013)

por Álvaro Mortem

One Two Free - Cross Too Over (2013)Criticar el anglocentrismo en el cual se circunscribe la cultura contemporánea es prácticamente un lugar común, pero no por ello deja de estar falto de razón. Aun cuando debemos remitirnos al hecho de que ha habido casos de grupos no anglosajones, y que incluso no cantaban en inglés, que han conseguido entrar al asalto en la cultura general, éstos han sido loe menos; lo común es que cualquier artista, cuanto más alejado esté de la metrópolis —cultural o geográficamente, tanto da—, más improbable se encuentre ante la entronización como un artista válido más allá de sus fronteras. Por eso es sorprendente que en nuestro tiempo, un tiempo en el cual Occidente se ha demostrado absolutamente incapaz de regenerar su tradición dentro del pop, sigamos siendo incapaces de mirar hacia los demenciales estallidos pop asiáticos.

Lejos del surrealista colonialismo pop que viven Japón y Corea basado en la cultura idol —o su ridiculización, si pretendemos hablar de PSY—, en China el género no necesita de maniobras industriales para generar interesantes giros de timón. One Two Free (en chino, 自由发挥) se nos presentan así como una extraña amalgama de géneros, buscando los límites dentro de ellos, para buscar algo así como la fuente fundacional de lo pop; Cross Too Over (en chino, 跨出界) es una búsqueda constante de la diversión en su sentido más puro. A partir de ahí deberíamos entender que su juego se da en la perversión, en la búsqueda de esos límites condicionados. Por eso su posición de dúo cómico, de pareja de comedia, incluso siendo un cliché más antiguo que la humanidad, les catapulta más allá de todo sentido: las dos voces se complementan al articularse a través de una visión melódica en contraposición a un estilo rapeado mientras su música oscila entre el pop de corte asiático y la electrónica occidental. Todo en ellos se circunscribe dentro de esta lógica no binaria, sino de pareja.

Si entendemos lo anterior como una lógica binaria, lo entenderemos como una oposición inexistente entre sus dos polos: éstos se complementan y unen en un todo singular; forman una pareja cómica, pero pareja. Y las parejas son aquellas entidades de dos que hacen uno. Es por eso que la combinación, incluso cuando a veces parece que se sale de la pista tocando piano, siempre está atajando donde cualquier otro sólo conocería el estrellarse contra el hormigón de la temeridad derivada en el descontrol; intentar delimitar eso dentro del pop en su corte occidental, nos resultaría imposible. Su estilo, cortado por un humor a prueba de bombas que se transluce en la propia música —aunque resulta evidente, y más si nos fijamos en sus videoclips, que sus letras poseen una sorna que el occidental medio nunca podremos apreciar—, es entonces la rara avis construida a partir de los retazos de un sin sentido que podemos asumir como parte constituyente de nuestro mundo. O lo que es lo mismo, si fuéramos realmente justos, One Two Free serían la próxima gran sensación pop mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: