Trail Of Tears – A New Dimension Of Might (2002)

por Xabier Cortés

Trail Of TearsTratar la problemática goth metal resulta extremadamente frustrante en tanto en cuanto nos toca bucear entre una caterva sin fin de clones y pastiches pseudo-oscuros que están más preocupados en epatar con su impresionable público adolescente que en crear una obra que se apoye en los preceptos de lo-gótico, tomando influencias no ya sólo en su rama musical contemporánea, me voy aquí tan lejos como hasta El Castillo de Otranto de Horace Walpole. El goth metal se supo herido de muerte en ese mismo momento en el que cualquier banda —en el más despectivo de los sentidos— pertrechada con parafernalia BDSM, un completo muestrario del catálogo de bisutería Alchemy Gothic y vestida de riguroso negro se creía la reencarnación de Lestat mezclaba en su caldero mágico —o, mejor dicho, en el de su discográfica— esa cuidada pero vacía estética junto con una más vacía e insulsa música en la que se vilipendiaban hasta el ridículo los elementos que habían convertido al goth metal en una brillante reencarnación musical de esos viejos y fantasmagóricos cuentos de terror. Elementos tales como el enfrentamiento entre las voces guturales masculinas y la voz femenina cercana a los registros de la ópera, teclados majestuosos que servían de guía para generar toda una colección de atmósferas opresivas y una sección metálica  contundente y sin fisuras que sostenía todo el conjunto. Este A New Dimension Of Might de los suecos Trail Of Tears es quizás de los pocos ejemplos que ha dado el siglo XXI de un goth metal sincero, sin artificios innecesarios y, afortunadamente, alejado de cualquier maniobra o guiño que pudiera enmarcarlos dentro de esa pléyade de bandas evanescentes.

La fórmula de estos noruegos para alejarse y situarse a miles de kilómetros de distancia de toda esa colección de grupos pseudo-goth metaleros á la Evanescence, Lacuna Coil y Within Temptation —especialmente irritante el caso de los holandeses con un primer trabajo brillante, Enter, que luego torpedearan en aras de no-sé-qué—  ha sido convertir su sonido en un todo más agresivo acercándolo por momentos a la agresividad del black metal con blastbeats desatados y voces guturales que no desentonarían en un grupo de black metal melódico estándar. Por supuesto, el elemento principal de este A New Dimension Of Might es la majestuosidad de los ambientes oscuros y sombríos que desarrollan los teclados, incluso atreviéndose con ciertos guiños electrogóticos —como ocurre en la inmensa Crashing Down— que no hace sino fortalecer ese puente tendido entre lo-gótico ancestral con ese otro goth de corte más actual y no necesariamente metálico. Nos hallamos también frente a un álbum en el que las interrupciones de los registros vocales más cercanos a la solemnidad de la ópera no están metidos con calzador y sin criterio alguno sino que encuentran su lugar como contrapunto perfecto a la agresividad de la voz masculina.

A New Dimension Of Might de Trail Of Tears es goth metal solemne sin resultar pretencioso, sin buscar guiños a otro público que no sea el suyo. Es goth metal como lo era también Tristania —por lo menos hasta que Morten Veland perdió la cabeza con Sirenia—, como lo fue Penumbra y un etcétera no tan largo como me gustaría. Larga vida al goth metal, o lo que queda de él. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: