She Wants Revenge – Save Your Soul (2008)

por Álvaro Mortem

tumblr_lerd4qFhiE1qa3yxhAfirmar que el post-punk está, en un sentido práctico, fagocitado por un indie rock que lo procesa en una digestión pesada que acaba, en la mayor parte de las ocasiones, en unas olorosas y clónicas heces, no será sorprendente para cualquiera que, en mitad del siglo XXI, se haya molestado siquiera en existir más allá de una peregrinación febril hacia el solipsismo absoluto; o se es un niño burbuja o se sabe. Por supuesto, en tanto tendencia, sólo es aplicable hacia un ámbito grande pero no absoluto, pudiendo afirmar que hay grupos que han sabido manejarse dentro de unas coordenadas contemporáneas sin permitirse caer en los gestos de imitación clásicos a toda época. Aunque a veces parece imposible, hoy aún puede hacerse buen post-punk.

En el caso de She Wants Revenge, los cuales articularon sus primeros trabajos en una visión más electrónica del género, esa búsqueda de una pureza evolucionada ha sido cuestión de tiempo: para llegar al combo batería-bajo de nuestros amores, antes pasaron por un abigarramiento que han ido solventando al ir arrancando lentamente los diferentes rasgos sobrantes del mismo. Por eso la peculiaridad de Save Your Soul es su artificialidad desnuda, como cada detalle o arreglo sólo es un engranaje accesorio más de lo básico. Back to basics: cada canción del EP podría reducirse al clásico conjunto de voz, batería y bajo sin perder nada esencial en el proceso. El único problema, si es que acaso es problema, es que no consigue deshacerse de un modo total del espíritu que acompaña su conjunto, a veces aproximando su mirada hacia un post-punk revival que nos recuerda poderosamente a Interpol —lo cual sólo sería malo si nos recordara a los últimos Interpol, que no es el caso—, si es que no en ciertos momentos un regusto a Placebo. Por fortuna, bordean constantemente el ámbito de la copia para situarse con fortuna en el lugar de la familiaridad desconocida.

Save Your Soul es un trabajo crepuscular, como queriendo anunciar un cierto sentido del post-punk que sin embargo nunca llega; o quizás, el problema, es que anuncia el decaimiento absoluto del género. Consigue salvar los muebles, pero no sabemos si habrá casa para el mañana. Y la indiscernibilidad de este hecho acontece en la culpa más esencial: aunque articulan un buen trabajo, no consiguen despegar con la contundencia que se le exigiría a aquel destinado a realizar un corte epistemológico en el conocimiento de su campo. Tienen alma, pero brillan con timidez. Es por eso que es imposible pretender que hay algo de auténtico en éste más allá de destellos, ligeros apuntes, ideas sutiles, que se van perdiendo constantemente en un armazón tan sólido como fútil acaba siendo el conjunto. No es un mal disco, pero tampoco alcanza la genialidad que podría haber conocido. Ni está cerca de alcanzarla. Lo cual no excluye que She Wants Revenge hacen una asombrosa demostración de empoderamiento, dando un puñetazo sobre la mesa que nos permite señalar, cuanto menos, los vicios del género; si eso no es un triunfo, quizás ya nada lo sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: