Laibach – NATO (1994)

por Xabier Cortés

LaibachTratar la particularidad de Laibach es enfrentarnos cara a cara con aspectos que trascienden al simple aspecto musical de este proyecto esloveno único e irrepetible. Haremos frente a un colectivo musical extremadamente creativo y complicado. Complejidad que reside tanto en el hecho de que Laibach se enmarcara dentro del NSK (Neue Slovenische Kunst, Nuevo Arte Esloveno) siendo una de las partes más visibles de este colectivo artístico, como en el marcado carácter vanguardista de todo lo que toca , con el consiguiente esfuerzo requerido por nuestra parte para situarnos en ese plano espacial que nos presentan. Para comprender —o, mejor dicho, acercarnos a comprender— la magnitud de todo lo que rodea a Laibach debemos asimilar primero lo paradójico que resulta su uso indiscriminado de parafernalia tanto de regímenes totalitarios comunistas como de fascistas; debemos acostumbrar nuestras viciadas mentes a la provocadora visión de uniformes del Ejército Rojo abrazándose insinuantes al traje de campaña de la Wehrmacht mientras decora el fondo algún discurso de Tito. Esta fusión de elementos antagónicos no es sino una acción de ruptura ideológica, Laibach —y el NSK— tiene como objetivo despertarnos del letargo y para ello no es casualidad la revisión a la que someten no sólo a los símbolos que han marcado la historia reciente de la Humanidad sino también —y es aquí dónde reside uno de los grandes secretos de Laibach— a grandes clásicos de la cultura popular occidental con el fin de igualar sus estructuras de poder totalitarias a Occidente utilizando para ellos las formas de entretenimiento más, a priori, inocuas. Este enfrentamiento resulta mucho más rico y edificante en el caso particular del álbum que hoy ocupa un lugar privilegiado en las estanterías de esta santa casa: NATO.

En pleno apogeo de la Guerra de Yugoslavia, conflicto que volviera a despertar en Europa viejos fantasmas que se creían desaparecidos, Laibach decidió hacer uso de esas herramientas suyas que venía explotando desde sus comienzos y ya se habían convertido en marca de la casa para, desde un prisma irónico y extremadamente crítico, «homenajear» a la OTAN por su torpeza a la hora de gestionar el conflicto en los Balcanes. Laibach aquí recogía otros sonidos, otras inquietudes que no había explorado hasta entonces. Todo alrededor de NATO tiene alguna relación con la Guerra: se trata de una recopilación de reinterpretaciones laibachianas de éxitos de la cultura popular que giraban alrededor del concepto de la guerra; desde War de Edwin Starr —que, desde luego, resulta una de las canción más brillantes no sólo de este álbum sino de todo Laibach— hasta una deliciosa revisión de In The Year 2525 de Zager & Evans pasando por la archiconocida versión del Final Coundown de Europe. Laibach continúa situándose en la vanguardia musical, puesto que nunca ha abandonado, por su inquebrantable capacidad de adaptar diferentes sonidos, guiños y clichés a su particular visión. No encontraremos en este álbum a los Laibach crudos y despiadados del Nova Akropola, tampoco recurren aquí al sonido seco de ese protomarcial-industrial que ayudaron a acotar a mediados de los ochenta. Musicalmente en NATO abundan los guiños a los ritmos frenéticos cercanos al techno —otra muestra de cómo Laibach se apropia de símbolos propios de la cultura occidental para adecuarlos a sus propios fines—dejando la crudeza marcial industrial en un sutil segundo plano, desposeído ya de todo el protagonismo pero latente de alguna forma. Continúan, sin embargo, reivindicando Lo Épico gracias a las grandilocuentes voces que de alguna manera le hacen el juego totalitario por aquello de evocar heroicas batallas.

Como ocurre con esos proyectos musicales llamados a ser eternos, NATO es complejo y es esta misma complejidad la que convierte a Laibach es uno de los proyectos musicales más importantes de los últimos treinta años, con un nivel de trascendencia e implicación único e irrepetible sin que ello suponga una merma en su particular visión y esencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: