The Oscillation – From Tomorrow (2013)

por Xabier Cortés

The-Oscillation-From-TomorrowExiste una basta colección de puntos en común entre la psicodelia y el noise: en ambos se espera, se desea y se busca con ahínco una respuesta no sólo emocional del oyente, también una respuesta física a la música. Desde los parajes lisérgicos construidos en base a la pura tradición psicodélica hasta la amalgama de violentos impulsos y la esquizoide retórica del noise —centrándonos es este último caso a ese ruido à la japonesa; brutos mecánicos que despliegan sus infinitos engranajes y glitches ante nosotros en forma de rotundos muros sónicos—. Lo que en éste último genera una reacción abrupta en nosotros, en la psicodelia se trasforma en una evocadora secuencia de visiones a cada cual más extraña y, si bien no entiende de esa violencia extrema que supura el noise, a su manera nos resulta igualmente desquiciante. Para bien, por supuesto. Acordamos aquí que el tanto el ruido primitivo excesivo y la sutil pero igualmente claustrofóbica psicodelia siguen caminos paralelos, sucede en ocasiones que un álbum intenta acercar estos dos mundos no físicamente sino a un nivel más elevado. The Oscillation con su último From Tomorrow utiliza el poder evocador de la psicodelia y lo hace a través de, entre otros, la creación de capas y capas de ruido a cada cual más excesiva y sugerente.

Vaya por delante que en este último lanzamiento de este proyecto de Demian Castellanos no encontraremos desvaríos ultraviolentos á la Masonna ni nos acercará visiones perturbadoras en la vena de Brighter Death Now. No, no es un disco de noise. La particularidad de este álbum de psych rock es que contiene ciertos detalles y guiños ruidistas que nos obligarán a revolvernos en nuestro asiento mientras nos bombardea con detalles gráficos que bien pudieran ser fruto de alguna experiencia psicotrópica fruto de alguna sustancia de dudosa procedencia. Desde el pausado pero contundente comienzo de Corridor (Part 1) en el que apreciamos como esas capas sonoras se van generando a medida que avanzamos en los sinuosos caminos de la canción, hasta el frenesí espacial y marcial en Descent —con un in crescendo maravilloso que termina en una desenfrenada ida de olla entre el space, el kraut y el psych— una idea rondará nuestros castigados sentidos: notaremos como la música y los sonidos de The Oscillation brotan a borbotones de los altavoces, con ritmo pausado pero continuo, y llenan la estancia hasta alcanzarnos haciéndonos sentir indefensos ante la magnitud de la intensidad de los sonidos que nos rodean. Es aquí donde de forma sutil y humilde, la psicodelia choca con el noise — no en la forma, sí en el fondo— y obliga a nuestro cuerpo a tomar medidas para afrontar y, sobre todo, poder asimilar tal despliegue de elementos y capas ruidistas.

From Tomorrow es brumoso, evocador y, sobre todo, físico. Recorres un paraje desconocido y extraño guiado por una susurrante y lejana voz a la que no puedes evitar seguir y de la que no puedes escapar por mucho que lo intentes. Notas como esos muros sónicos generados por las guitarras te empujan hacia adelante mientras difuminan tus pasos haciendo inviable una vuelta atrás, sólo podrás ir hacia adelante sólo hasta dónde The Oscillation quieran.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: