Tránsitos hacia el vacío. O como Fabio Lione se encontró en el eurobeat

por Álvaro Mortem

img-1010554-fabio-lioneEn el metal existe una cierta idea de hermetismo que, si bien es plato común dentro del ámbito del rock —desde los rockers contra los mods hasta la oposición binaria rockpop o, actualmente, electrónica, parece existir un cierto purismo desquiciado que ha teñido siempre su existencia—, se ve exacerbada hasta el punto de denegar todo aquello que no sea parte del mismo. Todo lo que no sea metal, no vale. Por extensión, todo aquel que se sale de las pacíficas tierras de la pesadez rítmica es condenado a vagar en solitario ya que es un traidor de la patria, vendido para ir a pastos sino más verdes, al menos sí menos contaminados de la boñiga de sus compatriotas.

Fabio Lione, semi-oculto tras el nombre de J. Storm, se hizo un lugar en lo que podría ser la antítesis perfecta del metal —aunque no del power metal que el cultiva, como veremos después—: el eurobeat. Con unos devaneos que pasan desde la electrónica hasta el pop, ausente de todo posible solo de guitarra, el culto que se formuló tras la obra de J. Storm, modesto pero significativo, sólo puede seguirse a través de los ejemplos que podemos ir recolectando de diferentes recopilatorios de Super Eurobeat —más específicamente, números salteados desde el 101 (2000) hasta el 160 (2005); si alguien se quejaba de lo reiterativo de los conceptos en Occidente, hará bien en huir de Japón—. Compartiendo espacio con clásicos del género como Bazooka Girl o Mega NRG Man, J. Storm consiguió un lugar de honor dentro de las pistas de baile más desquiciadas del mundo: aquellas donde se estila el para para, el bailar como un gorila paralítico hasta el culo de MDMA.

¿Por qué es significativo el camino que decide tomar Lione en el eurobeat? Porque dignifica el power metal al llevarlo hasta sus antípodas, demostrando que es posible llevarlo más allá de su cerrazón de género. En su canción más famosa, Eye of the Tiger, combina con maestría los ritmos heredados del italo disco más verbenero con las formas (pseudo-)épicas de su género madre: los gritos que marcan los puntos álgidos de la canción, los estribillos repetitivos ad nauseam y los guitarrazos combinados con los efectos de sintetizador se fusionan en un todo coherente perfectamente lógico para el género. Tienen forma de eurobeat, pero alma power metal.

Lo fascinante de este demencial ejercicio es como Lione convierte ambos géneros, por lo particular los dos fuera de cualquier ámbito de lo mainstream pero también de lo underground: situados más bien en esa especie de cultura del culto dada al exceso puro como paradigma, en búsqueda de un camino común para ambos. Tiene algo de cada uno de ellos, demostrando que el hermetismo del metal es una elección y no una obligación; el género puede evolucionar hacia otros ámbitos, incluso hacia aquellos que parecían tan ajenos de sí como los del eurobeat. Y viceversa. Por eso lo interesante del conjunto es ver como articula un discurso que al fanático del power metal le resultará familiar, incluso conocido, a pesar de que sus directrices básicas, a priori, le serán absolutamente ajenas: Lione convierte en próximo aquello que parecía ser lo más lejano.

El problema es que nunca habrá un power metalero que se acerque a J. Storm. Su ámbito de patio de recreo, de curiosidad blasfema, nunca se impondrá como una forma que puedan los puristas considerar como una auténtica forma legítima delegada por uno de los suyos; aunque tiene la capacidad de fusionar de dos movimientos de culto capaz de romper las barreras artificiales que sus fans crearon entre sí, es dudoso que pueda hacérselo llegar a éstos.

El eurobeat y el power metal tienen mucho en común: el culto, la completa ausencia de ridículo y Fabio Lione; incluso cuando nunca, ninguno de los dos lados, será capaz de aceptarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: