Merzbow vs. Nordvargr – Partikel III (2013)

por Xabier Cortés

MerzbowNordvargrSe requiere de una disciplina férrea y de una desbordante capacidad creativa para ser capaz de construir inmensos paisajes sonoros partiendo de una simple partícula de sonido. Edificar suntuosos e infranqueables muros sónicos fragmentando, multiplicando, manipulando y presionando expresiones mínimas y que éstas se nos presenten como consistentes lienzos en donde dos de las mentes más inquietas y creativas de la escena ruidista experimental mundial consiguen reunir fuerzas y desplegar todo su potencial. Merzbow y Nordvargr. Nordvargr y Merzbow, una unión que parece natural y que rápidamente comenzó a crecer tan pronto como Justin Mitchel de Cold Spring Records les presentó la oportunidad de crear —o expandir— el propio universo noise de Akita , por un lado, y los tenebrosos devaneos del artista sueco. Una trilogía física, orgánica y explosiva; una colección de reencarnaciones ruidistas que no sólo acercan físicamente Suecia y Japón —tal es su poder y energía— también consiguen expresar y presentar con toda su crudeza uno de los preceptos básicos del noise: el asimilarlo no sólo como un sofocante e intenso viaje emocional hacia alguna parte, sino como una desconcertante herramienta de alteración física del oyente.

En una colaboración de este nivel —y a este nivel— no hay lugar para las dudas, tampoco deben existir ataduras; la libertad aquí es absoluta y así se manifiesta en las cuatro piezas que componen el álbum. Los sustratos van cogiendo forma mientras las diferentes fuentes de ruido se van moldeando siempre sobre una exquisita base hipnótica que en muchas ocasiones nos recordará a los pasajes espaciales que ya explorara —aunque en otra dirección— Nordvargr en su anterior Interstellar. Los sonidos afilados, los glitches demenciales, los delirios metálicos, los agudos desquiciados y las estructuras caóticas de Merzbow aparecen sin previo aviso y son tamizadas por la tenebrosa sutileza ambient, por la contundencia rítmica del power electronics y por la crudeza analógica de Nordvargr para ofrecernos un todo único que fluye con una naturalidad insultante y en la que rápidamente caeremos rendidos sin remedio. Los bucles infinitos sobre los que se construye cada pieza sonora—creedme que referirnos a estas composiciones con un simple, e incompleto, «canción» sería quedarnos a miles de kilómetros de lo que realmente representa cada una de ellas—, los giros ambientales, los guiños analógicos que apreciamos en cada segundo, el desenfreno ruidista y la tensión entre lo espacial y lo ambiental nos sumerge en un estado no ya alterado, que también, sino que nos eleva a una nueva dimensión nunca antes explorada a merced de estos dos auténticos maestros de la manipulación sonora y de la creación de suntuosas y sugerentes texturas sónicas.

Partikel III, la tercera y última parte de esta indispensable trilogía, se presenta como un compendio del poder hipnótico que son capaces de alcanzar el maestro del japanoise y el enfant terrible del power electronics/darkambient sueco: un poder que se hará notar ya desde los primeros segundos del álbum y que no dejaremos de sentir apretando nuestro cuello hasta que los últimos estertores de Submaton Color Pt. 2, que cierra el álbum, reverberen en las paredes que nos encierran.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: