Red Bacteria Vacuum – Killer Dust (2004)

por Álvaro Mortem

Killer+Dust+FrontEl punk como fuerza de la naturaleza, como danza frenética, como obliteración de cualquier significado, ha ido desapareciendo paulatinamente en favor de otros estilos o formas más dóciles ya sea por su vinculación marcadamente pop o por su pueril visión política desarrollada en éstas. No existe punk sin jolgorio. Por eso añoramos esos tiempos donde el punk era cafre y sólo aparentemente apolítico, cuando se le lanzaban botellas al concienciado intensito que pretendía convertir a las masas según sus ideas políticas nacidas de una adolescencia tardía; se dan pocas patadas en la boca. Por eso el punk se cultiva hoy en el extrarradio.

Red Bacteria Vacuum sería un ejemplo de buen ejercicio de estilo en el género, sin por ello abandonar la posibilidad de hacer algo diferente. Este grupo de riot grrrls japonesas nos ofrecen en Killer Dust un punk tamizado por el omnipresente sonido garage, tanto y tan bien cultivado en la tierra del sol naciente, aderezado por un incesante griterío femenino. ¿La guinda? Unos bajos bien redondos de inspiración funk, que podrían situarlas en la órbita de Incubus; ahora bien, no nos salgamos de foco: lejos de ser una fusión nacida de la cohesión de elementos a través del arte del escupitajo pegajoso, el conjunto conforma una solida mezcla de valores. Su toque garage le añade un toque personal al conjunto que, bien aderezado con sus gritos, se nos presenta en algún punto indeterminado entre el punk y el noise. O próximo a las barbaridades propias de las riot grrrls más combativas, al menos.

Donde los demás tenían una evidente falta de chispa, esa rabia y ruidismo necesario para poner en órbita un buen tema contundente, las Red Bacteria Vacuum han conseguido dotar al conjunto no sólo de esa fuerza, sino de pequeños detalles que ensalzan la belleza general del conjunto. Oasis de técnica en la chatarrería de la fiesta punk. Por eso su fusión de diferentes estilos no da lugar algo homogéneo ni totalizador, ni siquiera una revisitación estricto sensu de sus referentes, sino más bien la búsqueda de un espíritu perdido; su búsqueda de Lo Punk nace de esa hibridación loca, fruto de incular al género con cuantos elementos creen que darán lugar al resultado deseado. Pero como todo nacimiento que parte de lo contra natura, el resultado es abominable: su sonido es amorfo, ruidista y dado al exceso aún en mayor medida que cualquier clásico conocido del género. Algo bello de una forma extraña.

Al fin y al cabo, si no te gusta el ruido, si no crees que el punk nace de esa convicción del estilo sobre la forma, ¿qué haces leyendo esta crítica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: