Ihsahn – Das Seelenbrechen (2013)

por Xabier Cortés

Ihsahn-Das-SeelenbrechenEl combo vanguardia-metal nunca ha sido fácil de gestionar para las hordas de metalheads ávidos de sangre, algo difícil de entender cuando tan buenos resultados han dado los trabajos de aquellos proyectos musicales que decidieron ir un paso más allá, salirse de la ortodoxia metálica y expandir los horizontes de todo un género que, dicho sea de paso, corre el riesgo de convertirse, si no lo ha hecho ya, en una gigantesca colección de grupos clónicos a cada cual menos brillante. Existe entre toda esta caterva de talibanes metaleros todo una serie de argumentos —a cada cual más rimbombante y cómico— para tildar a tal o cual disco/grupo/género como no auténtico-metalero: encontramos desde sesudas disquisiciones en la que se critica el uso de los teclados, otras profundas exposiciones sobre la traición a las raíces metálicas por el simple hecho de encontrarse trazas de música electrónica, pop o country y así hasta abarcar un infinito y agotador etcétera de argumentos vacíos y pueriles.

Por supuesto, el verdadero artista, el auténtico creador, huye de esta lacra como de la peste y continúa desarrollando su música por donde él cree conveniente, por los senderos que él mismo considera atravesar, invadir, destrozar o crear con el único fin de dar forma a su obra. Ihsahn, moniker tras el que se parapeta Vegard Tveitan, es un claro ejemplo: tras una más que brillante etapa a la vanguardia —también— del black metal de corte sinfónico/progresivo en Emperor —y en la que también le tocó sufrir los airados comentarios de la jauría true por el carácter avanzado de sus composiciones— continúa expandiendo los horizontes de la música y los suyos propios en este Das Seelenbrechen, una magnífica continuación del excelso Eremita.

Das Seelenbrechen comienza de manera dramática, un descenso frenético hacia este descanso del alma que se nos prometía en el título del disco. Este último trabajo de Ihsahn se desarrolla de una forma extraña pero irritantemente inteligente: tan pronto nos encontramos en mitad de una espiral metálica rodeados de voces rotas y guturales para vernos, al instante siguiente, salpicados por una delicada pieza inclasificable pero que mantiene, y de qué forma, toda esta oscura y tenebrosa atmósfera que inspira el álbum. Coros épicos en yuxtaposición a desarrollos metaleroprogresivos; guiños densos á la Sunn O))) que chocan con la sutileza de un piano solitario; voces limpias y etéreas, voces rotas surgidas de lo más profundo del diafragma. Vanguardia, en definitiva, la que encontramos en cada uno de los poros que cubren la piel de este Das Seelenbrechen de Ihsahn que sigue tendiendo puentes hacia otras referencias con el objetivo de expandir sus propios límites —esencia misma de la experimentación, por otra parte— y de, por supuesto, enriquecer su mensaje final.

No cabe duda de que Ihsahn es una de esas personas que se sitúan a la vanguardia de todo el vasto —y basto— espectro metalero mundial; toda su trayectoria musical se ha visto empujada a exprimir los límites de cada género al que se adscribía —o, directamente, a rebasar estos límites— con el ansia de hallar la belleza dentro de la oscuridad, dentro de su música. Búsqueda ésta que es, en definitiva, la esencia pura del arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: