The Cosmic Dead – Inner Sanctum (2013)

por Xabier Cortés

The Cosmic DeadSi existiera una característica —fuera de la la pura teoría musical— que pudiera definir a toda esa corriente estilística surgida del encuentro entre los desbarros psicodélicos y la inspiración espacial, ésta sería su innata, aunque siempre perseguida, capacidad para generar esos imprescindibles parajes visuales. Visiones en las que se da una casuística particular: son incursiones visuales generadas a partir del sonido son camino y meta a la vez, es decir, la imagen se convierte en guía a lo largo del álbum y también es el fin mismo del álbum. Un fin que es el medio y un medio que a su vez es el fin, ¿no es ésta una excelente manera de comprimir toda esa esencia confusa y lisérgica de la psicodelia espacial? Parece ser que sí y The Cosmic Dead han sabido asimilar todos los preceptos adscritos a esta corriente para hacerlos suyos en el brillante, ácido y espacial Inner Sanctum.

Como exploradores que son, los escoceses The Cosmic Dead no se amilanan ante los nuevos senderos que el sonido descubre ante ellos. Tampoco muestran dudas, no se dejan vencer por la incertidumbre y no conocen la cobardía a la hora de desarrollar todos los sonidos inexplorados de los que no dudan en echar mano para crear su particular universo psych. Inner Sanctum acierta desde ese momento en el que entiende y sabe aplicar retales densos y pesados a sus canciones; desarrollos largos —los algo más de setenta minutos del álbum se dividen solamente en cuatro canciones— que se nos van presentando sin prisa, con la pausa del que se sabe su propio camino, del que conoce el fin a alcanzar y no necesita correr para alcanzarlo. En ningún momento se aprecia urgencia en Inner Sanctum: cada sonido se gira, alarga, enrosca o silencia a su debido tiempo convirtiendo esta suerte de periplo cósmico en un viaje fluido y coherente. No se pierde en desenfrenos ni en vertiginosos giros dramáticos innecesarios aquí. No significa esto que The Cosmic Dead no se desmelente a sus mecanismos más frenéticos, que los hay, pero éstos llegan cuando son necesarios, no se agolpan en los primeros compases de las canciones buscando epatar  al oyente medio —aquel que busca fastfood musical, sonidos de fácil digestión pero imposible recuerdo—. No, Inner Sanctum cuenta con sus propias y poderosas armas y no necesita echar mano de imposturas ni posiciones pretenciosas para hacer que su objetivo final, su mensaje se vaya construyendo poco a poco sobre una sólida estructura que va desde el rock psicodélico hasta el space rock alineándose junto con Earthless y White Hills en esa hercúlea tarea de dibujar el Universo usando el sonido como herramienta.

Honesto, misterioso, brumoso y cristalino a la vez, Inner Sanctum desprende un magnético halo del que será imposible escapar. Nos sumergiremos en sus guitarras agudas, su base rítmica impoluta y sus drones espaciales sin saber hacia dónde nos guiarán pero del que sabremos apreciar la construcción de esos paisajes visuales a la vez que se desarrollan ante nosotros toda esa inmensa colección de elementos que despliega The Cosmic Dead aquí y, por supuesto, con la certeza de que el viaje merecerá la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: