Therradaemon – Den Mørke Munnens Språk (2011)

por Xabier Cortés

TherradaemonDe cómo entendemos el dark ambient dependerá mucho el hasta dónde seremos capaces de disfrutar de él. El dark ambient es egoísta en tanto en cuanto no facilita el encuentro de ese lugar común necesario en el que artista y oyente se ven frente a frente. No lo facilita pero lo necesita y resulta indispensable para completar su misión y hacer llegar su mensaje, dándose así una curiosa paradoja que no hace sino profundizar en el carácter único, absorbente e irónico del dark ambient como corriente y movimiento artístico-sonoro. Reducirlo a un llano y superficial cliché, como se suele hacer en los panfletos y reseñas de la cosa goth haciendo flaco favor a un género ilimitado y totémico, limitar el dark ambient a un simple “la banda sonora de la pesadilla” no es simplemente un torpe ejercicio de vagancia; es también un rotundo muestrario de analfabetismo musical. Estas colecciones de atmósferas densas, desarrollos inquietantes y sonidos fríos van mucho más allá de servir de soporte musical para tu pesadilla: el dark ambient es la forma sonora de la oscuridad y, como lo hace ésta, adopta diferentes niveles de profundidad. Den Mørke Munnens Språk, de Therradaemon se sitúa en el vértice más neblinoso e inquietante de esta forma suprema de no-luz sonora.

Sería tema de estudio la irritante —por rica e infinita— capacidad de generar proyectos paralelos que parece ser tendencia entre los artistas adscritos a esta corriente, no en vano este Therradaemon que nos ocupa no es si no el moniker, otro más, de Hærleif  Langas: la mente detrás de uno de los tótems de la escena mundial; Northaunt. Den Mørke Munnens Språk resulta abrumador por su magnitud y nivel de implicación: nos exigirá un esfuerzo extra para ser capaces de arañar la capa que protege el conjunto, nos pedirá plena dedicación en los casi sesenta minutos que dura esta experiencia, pero desde luego que este ejercicio intensivo nos compensará y mucho: podremos acariciar la Oscuridad con las yemas de los dedos. Therradaemon colecciona escapadas ambientales lentas y poderosas, resulta inquietante la capacidad de generar profundas  y densas atmósferas con una limitada selección de elementos sónicos: evocadores guiños a la naturaleza en forma de gélida ventisca, lejanos murmullos, sonidos sobrenaturales —no, no hablo de fantasmas— y desarrolladas piezas sintetizadas son todos los factores que necesita Langas para generar una increíble antología de ambientes brumosos, eternos e hipnóticos.

Den Mørke Munnens Språk como ejemplificación de la rama más profunda y maciza de los ambientes negros, Therradaemon como uno de sus más feroces paladines. Un descenso turbador hacia la esencia misma del dark ambient con todo lo que ello implica: esfuerzo y repetición. Repetición porque siendo pocos los elementos de los que hace uso Langas éstos se irán presentando sin prisa, poco a poco según vayamos penetrando más y más en el particular paisaje de Therradaemon. Den Mørke Munnens Språk nos invita a excavar, seguir excavando hasta alcanzar la superficie y desde luego que una vez comencemos a ahondar en él no habrá marcha atrás pero tampoco la necesitaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: