9GOATS BLACK OUT – Black Rain (2009)

por Álvaro Mortem

tumblr_lb7rkhFto11qa3yxhA pesar de las diferentes formas de adoración que pueda despertar el visual-kei —o cuanto menos, que así sea para quien las suscribe—, haría falta negar la realidad para afirmar su decadencia una vez atravesada la frontera del nuevo milenio; nada cultivó en el género durante los 00’s que no fuera pacatos patanes, malas copias de Malice Mizer, que creían poder enriquecerse por articular discursos apenas sí remiendos de los grupos antes sí originales. No todo es así. Mientras en algún momento hubiera genialidad siempre quedarán las semillas de la discordia que pueden hacer nacer un nuevo momento de genialidad codificado con el ADN de aquellos que fueron sus pioneros.

A caballo entre el indie rock occidental y los imposible más japoneses cali≠gari, Black Rain supone un canto de cisne dentro del género que, por revulsivo, resulta ser un ejercicio que colinda con la retromania: bebe de forma constante de los mejor posicionados en los 90’s, pero no se limitan al ejercicio de archivística. Su estilo más rápido pero más lento, más post-punk, más indie, le hacen lanzar cabos hacia la música occidental a la par que reniegan del estilo pop pre-producido que tanto abunda aún hoy en el género, para abonar la lógica a través de la cual nace el género: fusilar los estilos propios occidentales de su tiempo con un indiscutible tono japonés. 9GOATS BLACK OUT lo logra no asumiendo los patrones de un j-rock pseudo-descafeinado para menear cabecitas adolescentes, sino cortando el patrón de su música desde una lógica embadurnada dentro del rock. Quizás por eso son indefinibles. Por eso cualquier etiqueta que no sea visual-kei se les queda pequeña.

¿Por qué no cae en la retromania? Porque asumen el espíritu del género, más movimiento que género, para articular su lógica en un nuevo siglo que ya no se mueve por las mismas coordenadas específicas que las que tuvo en el pasado; acuden al archivo, deben respeto a los clásicos, pero no por ello se limitan a fusilar aquello que creen que no podrán mejorar. Porque no pueden. Es imposible mejorar la impronta de X Japan o cali≠gari, pero no replicar aquello que les hizo inimitables. Al replicar ese movimiento, al acercarse hacia lo occidental desde una mirada transversal —cargada de extrañeza pero, también, dejando hueco para hacer respirar posibles otros movimientos que enriquezcan el conjunto al no depender de purismos de género—, no asumen esa libertad para rendirse a las tendencias del momento que dicten las majors, más preocupados en vender productos prefabricados que música, sino que consiguen crear un discurso propio que, si bien aquí aún demuestra pretensión de exploración más que triunfos, ya indica cual debe ser el camino de todo artista auténtico: buscar una voz propia bien afincada en la tradición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: