The Algorithm – Polymorphic Code (2013)

por Xabier Cortés

The AlgorithmEl riesgo es algo inherente al artista: como artista busca retorcer y destrozar las barreras de lo común para hallar nuevos y excepcionales caminos hacia la Belleza. Existe el riesgo de reducir a simple boutade todo el despliegue de creatividad que es necesaria —porque lo es, lo crean o no— para deshacerse de ese vallado que protege (sic) los preceptos inamovibles de tal o cual género y obviar el fin de esa deconstrucción por simple y cómoda inercia. Primer error. Por supuesto tocará lidiar con la cerrazón y los ceños fruncidos ante el despliegue rupturista presentado ante sus ojos —no creo que tengamos que recordar los infaustos comentarios vomitados por cierto sector de la prensa musical metálica al respecto de álbumes como, por ejemplo, el [‘mju:zik] de Theatre Of Tragedy o sobre los mínimos devaneos de Samael con la electrónica— pero esto no será más que una señal de que ese artista marcado con letra escarlata está recorriendo el camino correcto. Si ya resulta complicado traspasar los límites en los cuales se acota un género tan amplio como el metal tampoco resulta fácil deshacerse de las cadenas propias de los sonidos electrónicos no queramos imaginar el esfuerzo, sangre, sudor y lágrimas que debe costar la simple intención de atreverse a encontrar un lugar común en el que ambos sonidos —antagónicos para algunos pero con innumerables intersecciones en común en realidad— puedan llegar a un entendimiento con un único fin que es, al fin y al cabo, el Arte. La Belleza. Rémi Gallego arriesga, rompe, destroza, une, construye y marida en Polymorphic Code, la primera referencia de su moniker The Algorithm, un insultante conjunto de elementos sonoros con este fin, el único fin: la Belleza.

La destrucción de las barreras, sobre todo ese tipo de barreras que acota todo un género musical, no debe realizarse en silencio: debe ser traumática y explosiva. Polymorphic Code se desarrolla de una forma brutal y sin dejarse nada en el camino. Lo que a priori nos puede parecer una amalgama carente de sentido se resuelve rápidamente en una estructura sólida sobre las que se van montando capas y capas de señales e impulsos: riffs guitarreros que se presentan como monosílabos duros y contundentes, escondiendo un secreto inconfesable tras ellos; percusiones aceleradas artificialmente hasta la locura para apoyar rítmicamente tanto las partes heredadas de su parte metalicoprogresivamathcore —disculpen el palabro—como servir de soporte para los brillantes movimientos electrónicos que se van lanzando a lo largo de todo el álbum. Desvaríos electrónicos en los que encontramos una obscena colección de guiños y detalles: desde el IDM de hecq hasta los sonidos más cercanos al house o al techno pasando por el chiptune que se encuentran en perfecta comunión en esas inmensas Trojans o Null, por ejemplo. Ante tal despliegue de recursos sonoros ocurre que en contadas ocasiones —menos de las que podríamos esperar y desde luego no las suficientes como para empañar la totalidad del álbum— se bordea los poco recomendables senderos del ridículo más bochornoso acercando su deriva electrónica hacia sonidos á la Skrillex. Afortunadamente Rémi recupera rápidamente el timón y corrige el rumbo de nuevo hacia esos sonidos nobles, caóticos y brillantes que definen desde ya y desde este primer larga duración a The Algorithm.

Polymorphic Code resulta complejo desde su mismo concepto ya que busca sonorizar las tripas de un sistema enrevesado en el que los unos y los ceros son el único lenguaje válido. La genialidad descansa en que, efectivamente, The Algorithm es capaz de convertir en una forma legible una serie interminable de funciones, algoritmos y sistemas de ordenación binaria para llegar al núcleo mismo del Arte que descubriremos, no sin sorpresa, que también puede encontrarse dentro de un indescifrable chorro de línea de código finalizado por un sencillo punto y coma.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: