Marlon Dean Clift – Between The Devil And The Deep Blue Sea (2014)

por Xabier Cortés

a3030216940_10El acercamiento que muchas veces, demasiadas, hace la música hacia el Amor resulta irritante: se pierden en mensajes pueriles y proclaman lemas vacíos paridos en serie en alguna siniestra factoría. Se repiten esquemas, recuperan frases cliché y lo cubren todo con unas estructuras musicales de nulo calado y recuerdo fugaz con el único objetivo de epatar con el público para engordar egos y cartera. Un público, por otra parte, que es incapaz de demostrar su Amor —tanto de un lado como del otro— y necesita que otra gran factoría fabrique frases ñoñas con las que impostar una vez al año el recuerdo de lo que ellos (mal)entienden por amor. Unos receptores culpables de este crimen también, incapaces de construir una visión crítica hacia esos estímulos vacíos, dejándose llevar por la masa amorfa de la que será ya imposible escapar. El Amor —y el desamor, por supuesto— merecen dentro del Arte, y de la música en este caso concreto, un tratamiento sincero y desnudo; necesita ser representado sin máscaras, sin edulcorantes artificiales que enmascaran la víscera ni nos engañen a lo largo  del terreno escarpado que es una relación romántica. Sin máscaras ni edulcorantes se presenta Between The Devil And The Blue Sea, de Marlon Dean Clift: un relato descarnado y visceral sobre el amor, el desamor y su hipnótico y demencial laberinto.

Between The Devil And The Deep Blue See se desarrolla de una forma adecuadamente ligera en su superficie pero con una profundidad insultante en el fondo: esos dronazos lánguidos que construyen toda la atmósfera sobre la que se parapeta el álbum consiguen paralizar todos y cada uno de los músculos de nuestro cuerpo con su devenir dramático. Un sonido hipnótico y etéreo, frío y lejano, cálido y vital es el que Marlon Dean Clift ha construido para esta ocasión. Unos desarrollos que se van incorporando sin prisa —como el amor, paciente— generando una compleja configuración luminosa que desemboca en momentos de pura catarsis cuando, de repente y sin mediar palabra, son esos mismos elementos que nos habían llevado al éxtasis los que nos entierren en unas tinieblas de las que no sabremos escapar. Existen varias lecturas en Between The Devil And The Deep Blue See y todas ellas giran alrededor del amor, el desamor, la espera, la sorpresa y los finales: nuestra tarea, nuestros deberes y nuestro objetivo será descifrar y encontrar esa parte en la que nos sentemos cara a cara con Marlon Dean Clift, consigamos atrapar ese diálogo —su diálogo— lanzado al vacío y ser capaz de encontrar ese lugar común que Marlon Dean Clift ha tejido aquí. Será ahí, en ese mismo instante, cuando Between The Devil And The Deep Blue Sea se complete ante nosotros.

Esta nueva reflexión de Marlon Dean Clift sobre el amor y sus intrincadas vicisitudes. Nos muestra el amor desnudo, un amor real alejado de las imposturas y las falsedades de la factoría Disney. Es posible que exista un final feliz, pero el camino hasta encontrarlo no dependerá sólo de nosotros, será un camino escarpado, complicado y lleno de trampas, ¿recibiremos una recompensa? En el amor no hay recompensa, sólo hay amor. Y no nos hace falta nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: