Aphex Twin – Syro (2014)

por Álvaro Mortem

Syro-digital-packshot-RGB-480Ante el gran maestro sólo cabe escuchar, cuestionarlo sólo para aprender más: él es capaz de ver arte donde los demás necesitarán años para descubrir dónde radicaba su intuición, porque ni él sabría racionalizar la razón exacta de su articidad. Podemos ver el mundo desde sus sentidos, no comprenderlo desde su mente. A los grandes maestros se les adora como si fueran divinidades menores, criaturas alejadas de toda humanidad, porque han conseguido revolucionar las bases de su arte en cada ocasión que han decidido acercarse hasta él; son una singularidad proteica, una concesión a la humanidad en sí mismos. Encorsetar su singularidad, pretender reducirla a una visión crítica unívoca absoluta, sería cerrar el grifo de la infinitud que han abierto. Los grandes maestros no lo son por tradición, sino porque jamás se puede terminar de interpretar ni siquiera uno sólo de sus actos.

Después de trece años de silencio relativo —ya que, hace seis, nos regaló los oídos con los dos EP’s de The Tuss— cualquier cosa que decidiera darnos sería recibido desde cualquiera de los dos polos connaturales al hype: con la ciega adoración mesiánica o el no menos ciego escepticismo radical. Ambas nos dejan sin herramientas ante la realidad. Hablar de Syro es hablar de un Aphex Twin clásico, cerrando una etapa a través de la vieja táctica de la tierra quemada, que no busca revolucionar las bases mismas de su sonido; no encontramos aquí el giro copernicano de la música electrónica que muchos se habían prometido a sí mismos, pero sí tenemos una evolución lógica del material anterior del productor inglés. Más próximo a Selected Ambient Works 85–92 que a cualquiera de sus trabajos posteriores, y con referencias que podríamos considerar próximas a Caustic Window y mucho más Drum&Bass del que podría parecer en primera instancia, nos encontramos un trabajo cómodo, aunque no acomodado, donde es fácil ver al hombre tras la leyenda. De fácil digestión para el neófito y mejor reconocimiento para el fanático, Syro es un monumento a sí mismo.

Monumento a sí mismo, que no masturbación. Cualquier intento de esgrimir que el disco es una obra menor o un fracaso de indulgencia se enfrentará ante la brutal realidad del trabajo contenido: nos encontramos con un Richard D. James maduro, jugando a gusto con el oyente, que no tiene problemas en apilar, de forma que creíamos imposible, capa tras capa de genialidad auditiva. La superficie es puro Aphex Twin, algo ya conocido, pero cuando exploramos más profundo nos encontramos con estructuras musicales imposibles. Es lo que siempre nos ha prometido, lo que siempre nos ha concedido. Sólo hace falta intentar entrar en syro u473t8+e (piezoluminescence mix), una oda IDM de rasgos pop, o en s950tx16wasr10 (earth portal mix), la hija secreta que tuvo el grime con el darkstep y el liquid funk en un trío incestuoso antes de que lo adoptara el IDM, para comprender que estamos ante una obra impenetrable; impenetrable como los nueve mil millones de nombres de Dios, incluso cuando su escucha se antoja familiar, sencilla, próxima a aquello que conocemos como música electrónica.

Como es costumbre en Richard D. James, intentar hablar de Syro redunda en un fracaso conceptual patente. Cualquier pega que queramos ponerle será siempre desde la más estricta opinión, el que hubiéramos querido que experimentara más, o de la cerril incomprensión, afirmar que es más de lo mismo cuando lleva su música hasta un nivel nuevo; carece de sentido cualquier crítica, porque toda crítica es insuficiente. He ahí que debamos apilar crítica tras crítica respecto a Syro: nunca serán demasiadas. Demasiadas serán infinitas, los nueve mil millones de nombres de Dios, conocer lo incognoscible porque no es transparente ni siquiera para el gran maestro que lo creó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: