Menace Ruine – Venus Armata (2014)

por Xabier Cortés

Menace Ruine_Venus ArmataNo nos resulta ajeno relacionar nuestros miedos primarios con el considerado por muchos como uno de las etapas más oscuras y tenebrosas de la historia de la Humanidad: la Edad Media. Sin entrar en valoraciones sobre la veracidad de afirmaciones de semejante calado sobre los periodos más turbios en la Historia sí que es es cierto que, y entramos aquí ya en el terreno de la música, asociamos de forma natural las construcciones sonoras más oscuras con parte de la folklore y la imaginería del medievo o, por lo menos, con ciertos elementos convertidos hoy en característicos de ese periodo: herejía, oscurantismo, tinieblas y muerte. Como no podía ser de otra manera, el black metal —o una parte del black metal— encuentra la forma de convertir ese concepto tenebroso de lo medieval en composiciones que beben directamente de esas fuentes para con ello despertar en nosotros los miedos más primarios y atávicos que podamos llegar a imaginar. Menace Ruine lleva este discurso hasta el extremo y vuelve a demostrar en Venus Armata por qué es uno de los proyectos imprescindibles para entender el black metal hoy.

Menace Ruine no necesita antiaéreos y arquetípicos blastbeats —sí, un cliché más, admitámoslo de una vez— de batería, tampoco requiere de esas veloces guitarras ni de unas líneas vocales salidas desde el más profundo de los infiernos —o del Pato Donald, cada cual que se sitúe como mejor convenga— para saberse un proyecto de black metal. Black metal por la oscuridad, por lo tortuoso de su devenir y por la inquietante y gélida atmósfera que imprimen a cada uno de los segundos que completan su discografía. Black metal por el ruido —crudo, salvaje y violento— con el que completan su periplo musical y dirigen hacia terrenos vírgenes y (todavía más) oscuros. Black metal por el inconfundible timbre de voz de la enigmática Geneviève: entre el mantra y la invocación a vaya usted a saber qué oscura deidad prohibida. Black metal por el carácter marcial que imprimen a todas sus obras y que rápidamente nos sugieren muerte, destrucción y dolor como único medio de vida. De entre todos estos elementos que forman el universo sonoro de estos canadienses uno y solamente uno destaca por encima del resto: la voz de Geneviève. Todo en Venus Armata parece construido alrededor de los misteriosos e inescrutables códigos que maneja su particular y excelente voz. Voz que encuentra en los siniestros drones un más que adecuado aliado y que todo en conjunto construye el sonido que ha convertido a Menace Ruine en uno de los grupos más importantes estas inclasificables, para bien, ramificaciones más oscuras y extremas del metal.

Venus Armata se presenta como una impecable continuación del anterior Alight In Ashes y sigue firme en su propósito de construir estructuras cada vez más sólidas y lúgubres con las que seguir asociada a una corriente vanguardista/transgresora dentro del black metal pero sin ceñirse solamente a ella, llevándola hacia sonidos cada vez más profundos, densos y viscosos. Sonidos que nos lanzan de lleno a una mazmorra húmeda, que nos arrojan a una ciénaga perdida en mitad de un bosque incierto en la Europa de hace mil años, sonidos que entierran sus raíces en la vieja y castigada historia para traer a este siglo XXI parte del despiadado y terrorífico pasado haciendo de su particular forma de entender el black metal algo que va mucho más allá del simple black metal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: