salyu x salyu – s(o)un(d)beams (2011)

por Álvaro Mortem

salyu x salyu - s(o)un(d)beams (2011)Aunque se suele defender la idea de que es imposible crear nada nuevo, que sólo es posible repetir lo que ya se ha hecho antes, de vez en cuando algún artista se encarga de recordarnos que eso es una estupidez propia de almas débiles. El único límite del arte son los límites de la fantasía. Si tenemos en cuenta que la fantasía no tiene límites, porque es todo aquello que es concebible como posible en algún otro mundo ajeno al nuestro, entonces veremos hasta que punto es derrotista la premisa de que no existe novedad posible en el mundo; todo se deriva de alguna otra cosa, hunde sus raíces en algo, pero no por eso es una renuncia a la novedad. Estar constituido de cosas conocidas no anula la novedad del conjunto, lo importante es el resultado final.

s(o)un(d)beams es una singularidad, una extrañeza dentro de la lógica musical contemporánea. Siguiendo los pasos de Cornelius, que aquí ejerce de productor, nos encontramos una música que va oscilando entre el shibuya-kei, el noise pop y el funk para encontrar un estilo propio inconfundible, incapaz de casarse con género alguno; es pop si lo comprendemos desde una óptica retorcida, porque en el fondo nos resulta familiar y pegadizo —vemos destellos de Pizzicato Five por allí y de Beck por allá, del IDM por un lado y de la bossa nova por el otro—, porque es irreductible a un sólo elemento aglutinador. Es imposible neutralizarlo, asimilarlo dentro de categorías que hagan innecesario pensarlo. Si la distopía cyberpunk que habitamos lo fuera hasta sus últimas consecuencias, si hubiera impregnado lo social hasta la cultura y no sólo hasta la economización de la política, canciones como Mirror Neurotic serían número en una en ventas en todo el mundo superando, incluso, cualquier record constituido en su momento por Michael Jackson como rey del pop. Porque si él es rey, Cornelius es emperador.

Si bien la personalidad de salyu x salyu es arrolladora, haciendo imposible entronizar su música en ningún género en particular —salvo, como hemos dicho, en una concepción quimérica del pop—, la mano de Cornelius se deja ver por detrás de forma constante. Las melodías en espiral y la oscuridad filtrándose entre canciones de apariencia feliz, la sensación de estar viviendo al equivalente musical consciente de convertir Tokyo en Disneyland fusionado con la parte más disfuncional de Las Vegas, gritan Fantasma de forma constante. Y eso está bien. Como desarrollo de la lógica musical del japonés, salyu x salyu es un atentado constante contra todo lo que representa hoy en día el pop: compromiso social blando, aceptación del status quo, optimismo regurgitado directo a la garganta del consumidor. Música que perpetúa el virus memético del presente, para el cual s(o)un(d)beams es su vacuna.

Su escucha puede doler al principio, se puede no comprender que pretenden lograr con ello, pero sin ella nunca podremos llegar a la mayoría de edad (mental y emocional) para apreciar la capacidad humana para crear algo nuevo, algo fantástico, algo como s(o)un(d)beams. Y, en el proceso, descubrir por qué es necesario que nosotros también nos edifiquemos como algo nuevo, algo fantástico, algo como s(o)un(d)beams.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: