Tribulation – The Children Of The Night (2015)

por Xabier Cortés

tribfcEl arte no puede sobrevivir sin riesgo. Buscar la relevancia, encontrar un punto diferenciador que confiera al arte el status de único. Rodearlo de elementos característicos es algo que el artista, el músico, debe perseguir con obsesión enfermiza y fervor religioso. Cuando nos referimos a la música —como disciplina artística, no como producto de simple entretenimiento— esa búsqueda puede y debe rodearse de una inquebrantable fe en su propósito. No existen, o no deben existir, medias formas o amagos; se abrirán caminos que habrá que desandar para lograr el propósito, habrá que bregar con el inmovilismo y la cerrazón, tocará lidiar con el frente integrista auto proclamado defensor de una causa justa —cualquiera que ésta sea, cierto— para alcanzar, por fin, ese objetivo inicial que lleva a una banda a querer mostrar sus inquietudes en forma de canciones.

Cuando Tribulation apareció nos abofeteo con su inteligente y sencilla forma de integrar dentro de su círculo a diferentes sensibilidades del metal extremo —sí, sensibilidades, qué locura— bajo un ente que a modo de Leviathan sonoro era capaz de jugar y mantener en un preciso equilibrio el Black, el Death y el Thrash. ¿Qué podía ir más allá de un proyecto de metal que había dado con la fórmula para concentrar tres de las vertientes más feroces de los páramos abrasivos de lo extremo? Apelando a su espíritu transgresor y sumergidos como están en esa búsqueda constante de ese elemento característico que aleje a Tribulation de la irrelevancia, se desmarcan en pleno 2015 con The Children Of The Night, un álbum que no sólo mantiene ese poso importante de metal extremo; para la ocasión han sabido completar su sonido con influencias y sonidos de aguas mucho más lejanas.

Lo que comienza como un oscuro y tenebroso pasaje propio de esas películas de terror añejo, atmósferas de puro goth decimonónimo, enseguida se convierte en un desfile de riffs majestuosos que son capaces de bordear las deliciosas costas del NWOBHM como de entregarse completamente a la elegancia del rock progresivo y atmosférico mientras abrazan ritmos propios de ese antaño impecable y ahora desnortado death metal melódico de la escuela de Gotemburgo. Piezas y elementos diferentes, ajenos, que son capaces de encontrar en Tribulation un lugar en el que desplegarse ante nosotros sin piedad ni medias tintas. The Children Of The Night es directo, no pierde el tiempo en intentar aparentar ser algo que no es, se limita a ser. Nos invita a explorar, siempre rodeados de una atmósfera entre lúgubre y psicodélica, parajes ya explorados, sí, pero es capaz de hacer cambiar nuestra visión de los mismos haciéndolos nuevos para nuestros oídos: escucharemos melodías á la Maiden, riffs de profunda raíz Dark Tranquillity, encontramos folk, cadencias funerarias casi rozando el doom y, por supuesto, black metal de incombustible sabor nórdico, pero los veremos de una forma que sólo Tribulation ha sabido condensar.

Riesgo, y volvemos al principio de esta reflexión, riesgo que lleva a la relevancia. The Children Of The Night es un trabajo arriesgado; no busca mantener contentos a las diferentes parroquias metaleras a las que se dirige, Tribulation busca reflejar lo que ellos entienden por metal en este 2015. Y es un metal que ojalá nos siga dando tantas alegrías como en este The Children Of The Night.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: