Hole – Live Through This (1994)

por Álvaro Mortem

Hole / Live Through ThisA nadie se le escapa que en un género tan efímero como el grunge existen pocas referencias que hayan envejecido bien. Si nos salimos de la discografía de Nirvana, los primeros trabajos de Soundgarden y, ya cogido con pinzas, parte del trabajo de Screaming Trees, el género se agota en su propia ausencia de margen para la inventiva. A diferencia del punk, que sigue dando tumbos como un zombie sin gracia, el grunge fue efímero, brutal y cualquier intento de mantenerlo con vida fue un absoluto fracaso. Pero, ¿quién firmó el acta de defunción del género? Efectivamente, Courtney Love. Pero no por los motivos que suelen alegarse.

Hole siempre ha arrastrado la consideración de grupo menor. Al ser «el grupo de la mujer de Kurt Cobain», su importancia ya no en el desarrollo, sino en el asentamiento del género ha sido, de forma sistemática, despreciado. Aunque sería fácil pasar por alto la misoginia latente detrás del vacío histórico hacia Hole —como demuestra la reiterada acusación de Love como culpable en el suicidio de su marido—, hacerlo no sólo sería injusto para con el grupo por el segundo plano al que se ha impuesto, sino también porque la temática de sus letras responde a un enfoque cuando no feminista, sí femenino. Canciones sobre maternidad, violencia contra las mujeres o el elitismo se van desgranando con naturalidad en un sonido que, en sus principales singles (con Violet y Doll Parts a la cabeza) tiene una más que evidente herencia de Nirvana.

Eso no quita para que tengan su propio estilo. Hole refina el sonido propio del grunge; introduciendo referencias próximas al emo, haciendo que el sonido gane en complejidad en canciones como la excelente Miss World. También existen momentos donde parecen ahondar en estrategias más próximas al pop (Credit in the Straight World) e incluso al hard rock (Plump), sin sacrificar nunca ni su voz ni su marcado estilo grunge.

Con Hole tenemos una deuda histórica que seguimos sin pagar. Ni se reconoce su esfuerzo por hablar de temas controvertidos —que si bien no eran la excepción, pues entonces ya existía el movimiento riot grrrl, sí hicieron mucho por llevarlo al mainstream— ni que son la piedra de toque de todo un género. No existe grunge después de Hole. No puede existir. Refinaron hasta tal punto el sonido del mismo que, cualquier nueva intromisión, suena o bien como un mal intento de actualizar el sonido o de reapropiárselo sin tener en cuenta que sólo tenía sentido en su propia época. Hicieron lo que el punk nunca supo hacer: darle un punto y final al género. Todo lo que vino después puede tener ecos o inspiración del mismo, pero nunca puede ser grunge. Algo que en la era de retromania es de agradecer.

Sólo en la muerte podemos descubrirnos a nosotros mismos, pues cuando ya no podemos cambiar significa que hemos alcanzado nuestra propia perfección. Y para que un género como el grunge tuviera sentido, tenía que morir dejando un cadáver eterno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: