Sōtaisei Riron – Hi-Fi Anatomia (2009)

por Álvaro Mortem

Sōtaisei Riron - Hi-Fi Anatomia (2009)A veces tratamos la música como si saliera de la nada. En realidad no existe ningún grupo que no esté influenciado por su contexto histórico o sus circunstancias, pero tampoco, aunque tal vez de forma menos evidente, que no lo esté por los hitos, más o menos subterráneos, de la música de la cual toman inspiración. Eso no significa que haya grupos imprescindibles, que deban gustarnos sí o sí. A fin de cuentas, hablamos de la condición histórica del arte. En tanto todo artista se sitúa dentro de una genealogía, de un discurso en perpetua evolución, para entender cómo se ha llegado hasta ciertos lugares se hace necesario conocer ciertos hitos específicos de su género. Con todo, la crítica musical no suele tener problemas en ignorar este problema: le vale con apilar impresiones, aduciendo que el oyente entenderá por sí mismo la evolución o significación del trabajo. En suma, ignoran su labor en favor de la más cómoda posición del descriptor o, dios nos salve, reseñista que no hace sino comentar sus impresiones subjetivas.

No es baladí hablar de la genealogía musical para el debut de Sōtaisei Riron. Dado que su estilo se circunscribe en algún lugar entre el indie pop de corte clásico, el j-pop y el hoy prácticamente olvidado kayōkyoku, estilo de pop que daría origen al j-pop actual, su estilo se podría entender como un adelanto evolutivo de lo que serían actualmente Hatsune Miku, además de algunos grupos de idols, para la música popular japonesa. Aquí ya encontramos la mezcla de texturas, la disonancia entre voz y melodía; el estilo calmado, pero con cambios de ritmo de orden frenético, con el cual se desarrollan las canciones.

A todo lo anterior se le debe sumar el peso específico que tiene la instrumentación en Hi-Fi Anatomia. Con momentos que rozan el post-rock, con arreglos que bien podrían haber salido de algún grupo de psych rock, su sonido se construye a través de la voz de su vocalista, Etsuko Yakushimaru, pero también con las construcciones instrumentales, como puede apreciarse sin problemas en la línea de guitarra de Square Revolution. Ese contraste, esa capacidad para conducirse más allá de lo que podríamos considerar la ortodoxia básica del pop sin confluir ni siquiera en el pop rock, ya no digamos el rock puro, es lo que acaba por construir la singularidad única del grupo: es imposible reducirlo hasta ningún momento anterior de la evolución musical del género. Son, en sí mismos, un hijo musical sin el cual resulta difícil, si es que no imposible, comprender la evolución posterior del j-pop.

Al igual que el j-pop de las AKB48 no se entiende sin el hito anterior de las Onyanko Club, el j-pop de la Hatsune Miku de Supercell carece de sentido sin la senda abierta por Sōtaisei Riron. Y como tal ha de celebrarse Hi-Fi Anatomia. No sólo como un gran disco de pop, sino también como una enorme brecha a través de la cual ha podido abrirse camino el futuro del género que ya no es futuro, sino el presente que nos ha tocado vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: