Dodecahedron – Kwintessens (Through Bodies Measureless to Man) (2017)

por Xabier Cortés

Cualquier movimiento artístico extremo que se quiera reconocer completo debe saber que no lo es únicamente por abonarse a la violencia estética — también sonora como ocurre en el black metal— o conceptual; debe perseguir un objetivo que vaya más allá de buscar la reacción por la provocación: necesita rodearse de un espíritu vanguardista y de un genuino deseo por expandir los límites del género. Desde luego que es importante que existan proyectos que continúen horadando y rebañando los bajos fondos desde los que ha crecido el movimiento: actos imprescindibles para asentar esos cimientos y, como si de una simple —pero absolutamente necesaria— labor de pura archivística se tratara, definir los conceptos que vertebran a, en este caso que nos ocupa, un género como el black metal. Lo que sin duda es necesario para que este movimiento avance y continúe con su labor, es alcanzar-para-después-redefinir sus propios límites: retorcerlos, destruirlos, volverlos a construir, rehacerlos a voluntad y exprimirlos, siempre, eso sí, manteniendo intactos —aunque se adopten formas sutiles y no siempre a la vista— los conceptos y las estructuras arquetípicas del género. ¿Por qué resulta igual de  vital y urgente para una escena —ugh, esa palabra— reivindicar sus raíces como exprimir sus límites? Para que existan proyectos como Dodecahedron y aparezcan discos como este Kwintessens (Through Bodies Measureless to Man).

En este carácter extremo y experimental —conceptos que funcionan aquí como primos-hermanos: ambos buscan conocimiento, ambos buscan empujar los límites, ambos entrañan riesgos— es en donde busca acomodo el segundo trabajo (primero tras un impasse de cinco años) de este proyecto holandés. Busca su esencia en disonancias, sonidos fantasmagóricos que se pierden en una lejanía perturbadora y dronazos del tamaño de leviatanes que ayudan a generar una perpetua atmósfera de oscuridad brumosa sin dejar de lado, por supuesto, la raíz y esencia pura del black metal: desde blastbeats desenfrenados a riffs agudos a la velocidad de Satán pasando por un frenesí vocal a medio camino entre el diagnóstico de una lesión irreversible en los pulmones y el cuentacuentos oficial del Infierno.

Un trabajo en el que no hay tregua —ni siquiera en el Prelude, ni en el Interlude, ni mucho menos en el finale— porque todo lo que rodea a este Kwintessens es deliciosamente incómodo hasta lo físico: más pronto que tarde nos veremos rodeados por una maraña de disonancias de la que no sabremos/queremos escapar. Kwintessens nos sumerge de cabeza en un pozo oscuro en el que nuestras vías respiratorias, músculos y sentidos quedan a merced de un ente extraño de profundo color negro que nos absorbe con la misma velocidad con la que nos escupe al final de Icosahedron —corte que cierra el álbum—. Porque no hay descanso, ni se le espera.

Sonidos rotos a la Deathspell Omega, locura al nivel de Blut Aus Nord y que recoge también los preceptos del black metal, esos mismos que tan bien se están defendiendo en Islandia en los últimos años. Kwintessens alcanza la tensión en los primero compases del preludio y que mantiene, la tensión, hasta terminar por rompernos al final: físicamente agotador porque abruma y conquista con esa producción entre lo caótico y lo embriagador (o poco pulido, como prefieran, pero sin llegar a la locura de compresión de su debut, afortunadamente), con ese complejo entramado de atmósferas, sonidos y oscuridad totales; una oscuridad que tanto en los pasajes menos densos —pero igual de inquietantes— como en aquellos en el que a través del a repetición notamos como absorben el aire a nuestro alrededor, consiguen vomitar una obra destinada a convertirse en uno de esos artefactos que recordaremos allá por el mes de diciembre cuando nuestras pobres cabezas intenten —con más o menos fortuna, pero siempre con dolorosas concesiones y olvidos imperdonables— destacar un número razonable de hechos culturales imprescindibles del año agonizante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: