Ayreon – The Source (2017)

por Xabier Cortés

¿Qué resulta más molesto: el prog (masturbamástiles) o el fandom del prog (mastubramástiles)? No me entiendan mal, el prog es necesario lo mismo que la destreza técnica (en cierta medida). Porque el prog busca —o por lo menos buscaba, todo resulta confuso en este final de década— expandir esos límites impuestos: llevarlos más allá —algo que también hace el metal extremo— pero desde una actitud más técnica, menos agresiva: estructuras marcianas, instrumentaciones locas y composiciones de otro planeta. Lo que ya no resulta indispensable es esa colección de desbarros técnicos a la velocidad de la luz para mayor loa del músico y de su inquebrantable fanbase. Composiciones eternas-aburridas-bostezolargo —te miro a ti, Dream Theater— cuyo único objetivo para ser el lucimiento de cada uno de los músicos con su calculada parcela para su solo de rigor que no hace más que convertir un álbum en una progresión (no pun intended) tediosa de ramalazos técnicos sin chicha ni poso. Ahora bien, afortunadamente para nosotros, existe todavía una parcela para ese prog interesante, grandilocuente, con eminente espíritu explorador y, sobre todo, con ganas de contar historias. Arjen Anthony Lucassen y su orquesta espacial ambulante Ayreon continúa explorando su sendero prog particular a través de un nuevo episodio de su enorme universo, The Source.

¿Opera rock en 2017? Sí, por favor. The Source sitúa su historia —historia que ha adquirido unas dimensiones grotesca, todo hay que decirlo y que, desde luego, no vamos a entrar aquí a detallar sus ramificaciones, personajes y giros locos— justo antes de los eventos que tuvieron lugar en 01011001. Punto. Lo que resulta absolutamente fascinante de Arjen y sus experimentos es la capacidad de convocatoria. Porque en Ayreon —también en Star One, el otro proyecto sci-fi/prog/espacial del caballero Arjen Anthony Lucassen, maestro de ceremonias y comandante de esta reunión— es capaz de reunir álbum tras álbum a cantantes y músicos de la talla de Russel Allen (Symphony X), Floor Jansen (ahora en Nightwish, pero siempre como vocalista de After Forever), Simone Simmons (Epica), Paul Gilbert (Mr. Big) y un inmenso y demoledor etcétera. Por supuesto esto tiene su contrapartida: no nos libramos de los gorgoritos nasales de Sammet ni de los gallos-falsetes-not-my-fucking-tempo de James LaBrie. Pero tendremos la oportunidad de escuchar a Hansi Kunsch (¿hace falta que incluya el nombre de SU grupo? No creo) venirse arriba como no se venía arriba desde el malinterpretado, a la vez que fascinante, A Night At The Opera —ese intento más que satisfactorio de los alemanes por lanzar su propia opera rock—. Las LaBries gallinas que salen, por las que entran, supongo.

Musicalmente Arjen se mueve cómodo es esa mezcla entre progrock/metal-AOR-folk-inlcuso-pop, unas dimensiones ÉPICAS —así, en mayúsculas— que ya las quisieran para sí un montón de grupos que dicen serlo y, sobre todo, un sincero homenaje a Queen, pero sin resultar ridículo —*cof Muse *cof—. Porque es imposible, repito, IM-PO-SI-BLE no venirse arriba con el hammond y los riffs de temazos bigger than life como Everybody Dies o Run! Apocalypse Run! —con un savoir faire powermetalero que nos obliga a levantarnos y aplaudir— que guardan en sus notas, subidas y bajadas mucho del anterior 01011001 y de Star One ahí. Todo bien, Comandante Lucassen.                

Desde luego que no todo son pilotos LED en verde y camino despejado en The Source: puede pecar de una duración excesiva; uno llega exhausto al último acto del disco. Pero incluso en esa travesía encontramos sentido, coherencia y cohesión en la obra, porque Arjen no da puntada sin hilo. Incluso en ese caos de voces en el que se convierten algunas canciones y que, a veces, abruma al oyente con demasiados estímulos por minuto, existe también algo de mágico y aprovechable. Arjen sigue comandando la nave de Ayreon con mano firme rumbo a vaya-usted-a-saber-dónde, pero un destino al que deseamos llegar con la misma ilusión con la que ansiamos descubrir qué nos deparará ese camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: