Ryuichi Sakamoto – async (2017)

por Álvaro Mortem

Ryuichi Sakamoto siempre está presente. Incluso cuando no lo está. Como músico, es probablemente uno de los más influyentes de nuestro tiempo: ya sea por la revolución que supuso Yellow Magic Orchestra, por ser uno de los pocos pianistas clásicos que se han abierto espacio en el mainstream o por sus colaboraciones con lo más granado de los músicos contemporáneos, su importancia es incontestable. De ahí que siempre esté presente. Incluso cuando se retira, toma un segundo plano, se le puede escuchar en las composiciones de otros.

Pero la presencia del fantasma no es la misma que la del artista. Y Sakamoto ha estado ausente durante ocho años.

En los ocho años que han pasado desde Out of Noise han nacido y muerto géneros. Ha habido al menos tres reinas del pop diferentes. Hemos tenido que despedir a músicos inmortales, celebrar la llegada de otros que apuntan maneras y la hegemonía dentro de la cultura musical ya no se parece ni remotamente a la que era para cuando salió el ahora penúltimo trabajo del japonés. Cuando ni siquiera parecía que pudiera parecer ausente.

Porque no lo ha estado. Siempre ha estado ahí, mirándonos.

async es, zanjemos ya la parte más enojosa de toda crítica, una obra maestra. Es otro ejemplo más del genio indiscutible de Sakamoto. Una delicada pieza de orfebrería donde la experimentación, el juego y algún que otro coqueteo con lo popular dan lugar a un disco donde el concepto en sí mismo es el que atraviesa toda la discografía de su autor: el alma de Sakamoto.

Si queremos encontrar antecedentes, hacerlo será ridículamente fácil. Ya sea ecos de su trabajo con Alva Noto o o ciertas similitudes con su banda sonora para The Revenant si queremos quedarnos en lo estrictamente contemporáneo, pero también ciertos toques inspirados en su anterior trabajo, incluso si al disco que más se acaba pareciendo, incluso si aquel tenía un espíritu infinitamente más pop, es Chasm.

¿Pero cómo suena? Como Ryuichi Sakamoto explorando los límites del sonido. Intentando descubrir, más allá de drones y piezas ambientalistas minimalistas a los que nos tiene acostumbrados, qué hace a un sonido música.

Ahí reside el auténtico espíritu de async. En cómo Sakamoto va buscando la textura adecuada para cada composición, no planteándolo como un ejercicio masturbatorio, un obsesivo jugar con la propia textura en sí, sino como un modo de flexibilizar su discurso. Cada tema es parte de un experimento, pero no es el experimento: es la versión pulida, ya resuelta, de un acercamiento novedoso y experimental con el cual intenta abrir un nuevo camino dentro de sus propias inquietudes musicales.

En cierto modo, cada canción de async es un disco en miniatura. Todo un microcosmos de variaciones, texturas y sonidos, no siempre musicales, no siempre armónicos, donde Sakamoto juega, que no experimenta, bajo las reglas que ha descubierto para cada uno de esos elementos.

Pero no nos equivoquemos. Nada de eso significa que async esté desvalazado o sea incoherente. Mas al contrario, es un disco sólido, inteligente, que sabe hacia donde se dirige y donde cada canción engarza a la perfección con las demás, en un todo donde no estamos sólo ante un parque de juegos o un laboratorio donde todo está manga por hombro, fascinante, pero inconexo, sino, en su exacto contrario, todo un parque temático de lo fascinante y el desconcierto donde cada elemento, por raro que sea, encaja con los demás en un sentido perfecto.

A fin de cuentas, no estamos hablando de un cualquiera. Estamos hablando de Sakamoto. El maestro. El hombre que no está ausente ni cuando no saca nuevo disco en ocho años.

Algo que se hace notar en la absoluta perfección del disco. Uno de esos trabajos incontestables que marcan el camino a seguir.

Si es que alguien se atreve a ir tan lejos como el siempre-presente Sakamoto.

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: